Los pros y contras de una 'destination wedding'

Organizar la boda a distancia a veces no sólo sirve para reducir el presupuesto: también puede ayudar a estrechar lazos, o por el contrario, crear un 'cisma' familiar

Las wedmoons (boda + luna de miel) en una isla paradisíaca, como el Caribe o las Seychelles, en plena selva tropical, o a bordo de un crucero, suenan a cuento de hadas y están a la orden del día: algunos destinos, como las Islas Cook, un diminuto archipiélago entre Hawai y Nueva Zelanda, ofrecen incluso servicios 'exprés', que agilizan la tramitación del certificado matrimonial en 24 horas a los novios que decidan casarse allí, con sólo presentar el acta de nacimiento y el pasaporte y abonar una tasa.

novias-destination-01VER GALERÍA

Aunque el nombre de destination wedding suene a bodas en rincones exóticos, en realidad cualquier enlace que se organice fuera de nuestro lugar de residencia habitual ya es una boda a distancia: si vives y trabajas en Madrid (y tu círculo de amigos está en la ciudad), pero te casas en Ciudad Real porque la familia del novio es de allí, el hecho de tener que desplazar a tus invitados a otra provincia, además de tener que ir y venir de manera constante cada vez que quieras cerrar un trato importante con un proveedor local, implica que tu boda, aunque se celebre en España, sea una destination wedding. De ahí que los pros y contras de estas bodas tengan muchos puntos en común con las bodas que se celebran en las Seychelles y otros destinos internacionales. Si estás empezando a juguetear con la idea de organizar una boda a distancia, estos son algunos de los aspectos que debes tener en cuenta.

1. LAS 'DESTINATION WEDDINGS' SON MÁS PEQUEÑAS

Un pro si quieres reducir el presupuesto en alguno de los montos que suelen llevarse el mayor pellizco de vuestros ahorros (el banquete), aunque a veces puede derivar en otros gastos paralelos como el alojamiento de los invitados, especialmente si os ofrecéis a abonarlo. Organizar una destination wedding a menudo supone cargar parte de los gastos de la boda en el bolsillo de vuestros seres queridos, que tienen que invertir en el desplazamiento y también la estancia: el factor económico suele tener, además, un efecto directamente proporcional en el guestlist definitivo, con todos los invitados confirmados. A mayor distancia, más se reducirá la lista de personas que pueden permitirse viajar para vuestra boda, ya sea por tiempo o por dinero. Prepárate para una boda íntima y descubre de paso las ventajas de este tipo de bodas.

2. PAPELEOS Y TRÁMITES

Como decíamos antes, las bodas fuera de nuestro lugar de residencia suelen requerir de un mayor número de trámites burocráticos: hay que planificarlos con tiempo e informarse bien. En algunos casos se necesitan hasta tres meses para llevar a cabo todo el papeleo, por ejemplo en bodas internacionales, ya que hay que registrarse previamente en la Embajada del país en cuestión, solicitar el certificado de nacimiento y obtener un pasaporte.

3. A VECES LA BODA ESTÁ 'PRE-ORGANIZADA'

Un pro para muchas parejas que prefieren dejarlo todo en manos de los expertos en planificación de eventos; una pesadilla para los novios que han soñado toda la vida con una boda a medida. Aunque hoy en día los servicios de wedding planners, incluso si son a distancia, se especializan en prestar atención a cada pequeño detalle, muchas de las bodas a distancia son bodas pre-organizadas, sin dejar mucho espacio a la personalización. Eso sí: todo el proceso preboda resulta completamente stress-free para los novios: olvídate de mirar tablones de Pinterest hasta el infinito y más allá porque todo, desde el relleno del pastel hasta las actividades para los invitados, estará en manos de otra persona. Algo especialmente útil si no hablas el idioma local.

4. BODA Y LUNA DE MIEL 2x1

Imagina que organizas tu boda en Mexico, en una playa en Cancún: si tus invitados se lo pueden permitir, y organizando una ceremonia pequeña, con pocos pero selectos invitados, la boda puede convertirse en unas vacaciones en grupo. Aunque el tiempo que de media se suele invertir en una destination wedding dentro de España o de Europa es de tres o cuatro días como máximo (un finde semana largo), podemos proponer alargar la estancia hasta siete o diez días con este propósito. El viaje no sólo será inolvidable para todos: también puede convertirse en el inicio de la luna de miel, primero rodeados de nuestros seres queridos, y más tarde a solas, en otro destino. Aunque pareza mentira, este tipo de planes pueden reducir el presupuesto del viaje (si lo contemplamos como unas vacaciones + boda, y no a la inversa), ya que tanto los resort especializados en bodas como las agencias de viaje suelen ofrecer descuentos y paquetes muy suculentos a los grupos grandes.

5. ES POSIBLE HERIR SENTIMIENTOS

Aunque la facción más joven de la boda posiblemente sea la que mejor reciba la noticia de una boda a distancia, otros invitados, quizá más mayores, o simplemente más acostumbrados a las bodas tradicionales, no entiendan la necesidad de desplazarse tan lejos para celebrar un enlace. Puede incluso darse el caso de herir los sentimientos de alguna persona querida cercana que no pueda asistir por este motivo, y piense que no habéis 'contado con ella' y sus necesidades. Una manera de solventar este problema es proporcionando a los invitados que se queden fuera del guestlist una forma de seguir el enlace a distancia, por ejemplo a través de Skype o en redes sociales, o incluso celebrar una pequeña recepción o fiesta postboda en casa. La excusa perfecta para llevar un segundo vestido de novia.

6. ES UN LUGAR 'NEUTRAL' PARA LOS NOVIOS

Especialmente para parejas internacionales que se casan en un destino que no es el lugar de nacimiento ni de uno ni de otro. Antes de evitar rencillas o discusiones entre familias, mejor optar por 'territorio neutral' y organizar la boda en un sitio completamente distinto para todos. Una vez allí, cuando los invitados estén reunidos (normalmente al menos un día antes de la boda), es tiempo para conocerse mejor, hacer amigos e incluso estrechar lazos entre ambas familias.

Más sobre

Regístrate para comentar