Trucos para sacar el perfecto 'selfie' del anillo de compromiso

El 'relfie' con más 'likes': así se sacan las mejores fotos de los anillos de compromiso en Instagram

Estás tan enamorada de tu anillo de compromiso que quieres enseñárselo a todo el mundo. Hasta aquí todo normal. Claro que lo que antes se reducía a un pequeño círculo de amigos, hoy en día, con redes sociales de por medio, es casi imposible resistirse al relfie: es decir, al selfie post-compromiso en el que se ve poco más que la mano, una manicura cuidada y, sobre todo, una piedra (o varias), deslumbrando justo por debajo del nudillo. Kim Kardashian se sacaba uno después de que Kanye West le pidiese en matrimonio utilizando un letrero luminoso, y lo mismo Lady Gaga, tras recibir una joya en forma de corazón en el día de San Valentín. ¿Sabes cómo se saca el mejor selfie del anillo de pedida? Te damos seis trucos infalibles para que le lluevan likes a tu anillo en Instagram.

Una foto publicada por Dream Weddings (@wedding_fantasy) el

1. Manicura y complementos

Un relfie es como un selfie, pero de la mano, así que lo suyo es cuidar los pequeños detalles que hagan que la foto sea digna, al menos, de ganarte unos pocos nuevos followers. Las manicuras-joya están de moda -incorporan detalles de cristal en la punta o creando diseños geométricos-, aunque el brillo puede restarle protagonismo al anillo: mejor manicuras en colores lisos, tanto si son neutro como de fantasía, y cambiar, en cualquier caso, las joyas por un toque de glitter en oro o plata. Se lleva incorporar nuevas tendencias en nail-art, por ejemplo, alternando colores básicos entre uña y uña (beis con gris piedra), o cambiar la manicura francesa, con las puntas de las uñas en blanco, por la americana, con las uñas en gris o marrón suave. El color de la piedra central del anillo también puede ayudar a elegir el tipo de manicura, con colores complementarios si es una gema de color, o una manicura transparente si lo que engasta la pieza son diamantes blancos.

2. ... pero recuerda que las uñas no son todo

Para las más impacientes: si no puedes esperar a hacerte una manicura para compartir la buena notcia, y quieres sacer el selfie del anillo en el mismo momento de la pedida, utiliza un poco de crema hidratante para que la piel tenga un aspecto jugoso, y cierra ligeramente los dedos de la mano para sacar la foto. Puedes recortar la imagen más adelante, aunque por normal, los encuadres no demasiado cercanos, con algo de fondo y 'aire', suelen resultar más naturales.

En cuanto a los accesorios: al igual que sucede con las gemas de las uñas, otras joyas, o incluso un brazalete o un reloj de muñeca, pueden 'competir' con el anillo. Lauren Conrad conseguía sacarse un relfie casi perfecto acompañando su anillo de una manicura sencilla en color rojo, con una banda dorada con la palabra love junto a la gema. Si apuestas por los complementos, que sean sencillos.

3. Elige iluminación natural

La luz interior, de bombilla o halógeno, suele ser demasiado oscura o demasiado brillante, crea sombras indeseadas en la mano y contornos borrosos -las clásicas fotos 'amarillas' del smartphone-, y refleja la luz de las piedras de manera poco natural. Espera a tener buena luz natural para sacar la foto, especialmente si es con la cámara de un teléfono móvil y no una cámara fotográfica real, y saca la instantánea fuera de casa o dentro, junto a una ventana. Evita utilizar el zoom (mejor usar la opción de la cámara para planos cortos, aunque te lleve algo más de tiempo conseguir un buen enfoque), y usa la herramienta de enfoque de Instagram para que los contornos de la imagen se vean más nítidos -aunque no al máximo, para evitar un contraste demasiado intenso.

También puedes mejorar el encuadre y utilizar un filtro de luz suave con otras Apps que admiten la edición de fotos previa a Instagram, como Afterlight o VSCO Cam. Algunas incluyen marcos en forma de corazón, o con diseños con estampados de flores: romance 2.0.

4. Enfatiza el mejor ángulo

Un solitario funciona con un primer plano tomado desde arriba, pero un anillo con incrustaciones, o engastado sobre una banda con detalles art-decó en los laterales, queda más bonito en foto si tomamos la instantánea en ángulo, ligeramente inclinada desde un lateral, para que puedan apreciarse todos los detalles. Observa tu anillo con cuidado: ¿qué parte es la que te gusta más?

Una foto publicada por Nathan Jaffan (@nathanjaffanphoto) el

5. Elige un buen fondo

Para las fashionistas un buen fondo puede significar ese bolso de Chanel que atesoran en el rincón más secreto de su armario. Para las hip-brides, sujetar un vaso largo de latte es la instantánea perfecta para mezclar dos tendencias de Instagram en una: anillos de compromiso y café para llevar. También se llevan las fotos de él y ella cogidos de la mano, con la palma hacia dentro para enseñar la joya en primer plano, o las instantáneas con un fondo natural, como por ejemplo un jardín de flores o una playa, o simplemente de pie, enfocando al suelo y a nuestros zapatos favoritos.

Este último tipo de fotografías, las que permiten crear cierta distancia entre un fondo bonito y lo que realmente es el centro de atención de la foto evitan que el objetivo de la cámara se 'confunda' entre el primer plano y el fondo: la playa o jardín se verán ligeramente desdibujados, manteniendo el foco en la piedra.

6. No olvides que no todos tus seres queridos están en Twitter o Instagram

Envía la foto por mensaje o correo electrónico a a las personas que quieras, sí o sí, que se enteren de manera visual de vuestro compromiso.

Más sobre

Regístrate para comentar