Tendencias 'beauty' para novias de otoño

La novia 'al natural', de aire dulce y luminoso, gana la batalla a los ocres y metalizados en el terreno del maquillaje de novia la próxima temporada

Si la paleta de colores de otoño es esencial para las bodas que se organizan de septiembre a diciembre, también lo es el maquillaje de las novias que dan el 'sí quiero' en esta estación. Dorados, burdeos y cremas se complementan con estilos de novia muy dulces: esta temporada se lleva la novia au naturel, con miradas despejadas con mucha luz -aunque se puede apostar por un look más oscuro, especialmente en las bodas de tarde, con bronces, burdeos, dorados y otros colores más cálidos-, con cabello partido y recogido en la nuca, a medio camino entre el estilo bailarina y el messy hair, las manicuras pulcras y pulidas en colores súper naturales, los besos jugosos y las cejas despejadas. Así son las novias (más naturales) que vienen.

novias-makeup-01VER GALERÍA

'LOOKS' SÚPER DULCES + MAGENTA vs. CIRUELAS Y BRONCES

Una de las paletas de color que prometen un otoño atrevido y dulce son las gamas de rosa cercanas a los magentas y fucsias: el protagonismo se cede a los labios, que se convierten en el centro de atención (uno de los momentos más importantes de este día son los besos, tanto al novio como a los invitados: repartirás cientos de ellos), con bocas jugosas y bien definidas, en acabado mate o con un toque de brillo, y siempre siempre definidas en el interior con un lápiz que evite que la barra de labios se derrita y desdibuje el contorno. Se llevan los labiales de alta tecnología, como el lip stain con pigmentos de color magenta, que 'tatúan' el labio con color, prometiendo besos eternos que jamás se desvanecen, al menos no en lo que dura el día.

El hot pink ha triunfado tanto en pasarela como en el streetstyle, y aplicado al mundo de la novia lo encontramos acompañando rostros muy dulces, que se escapan del popular contouring para conseguir un acabado más ovalado, definiendo la curvatura del rosotro de manera más natrual, y cambiando los pómulos excesivamente marcados por mejillas sonrosadas y tez muy luminosa, con blush albaricoque y maquillaje de ojos con mucha luz. Se llevan los cobres, dorados y nacarados en la zona del lagrimal, alargando la mirada en el exterior del ojo y el hueso sobre el que descansa la ceja.

novias-makeup-06VER GALERÍA

En el otro extremo del ring encontramos la combinación que sigue los colores de temporada, saltándose las tendencias beauty y guiándose por las paletas otoñales. Una novia cien por cien otoñal es la de Patricia Avendaño, con labios muy hidratados en color ciruela y mirada felina con pesañas XL sobre fondo en color bronce, a juego con el pómulo. El pelo se retira de la cara para afilar aún más los rasgos. Este look y el anterior funcionan con el moño bajo, bailarina o de aire español, y sobre todo la raya marcada, partida al centro o a un lado con flequillo, ya que ambas fórmulas permiten centrar toda la atención en el centro de la cara. De ahí que el labio se convierta en protagonista.

El nail-art ideal para este tipo de estilo de novia serían los colores neutros vistos en la NYFW para esta temporada. Funcionan sobre blanco y off-white, y también para las novias con un vestido de color, al ser tonalidades muy versátiles como el gris o nude.

novias-makeup-03VER GALERÍA

CEJAS DEFINIDAS, EVITANDO EL EFECTO 'DELEVINGNE', Y MIRADAS FELINAS

La tendencia de las cejas gruesas y con mucho relleno se deja aparcada en el mismo cajón que el contouring esta temporada: las novias de otoño buscan ese equilibrio entre una tez muy luminosa y un maquillaje que se adapte a sus rasgos faciales, buscando una forma de la ceja que sea natural y proporcione armonía al rostro. Una recomendación efectiva para evitar un desastre beauty de último minuto es dejar la forma de la ceja en manos de un experto, que encuentre el diseño más natural, dejando algo de tiempo para poder dejar crecer el pelo si no nos gusta el resultado, o el grosor no es el esperado. El diseño final debe realizarse al menos una semana antes del 'sí quiero', para evitar rojeces e irritaciones, y olvidarse de los retoques en casa.

La ceja al estilo Cara Delevingne, por tanto, deja paso a una mirada en la que la función del arco de la ceja es enfatizar la mirada, con especial atención a la pestaña, también muy natural aunque bastante larga, a menudo a través de extensiones o postizos de alta calidad. Los colores: rosas muy suaves con destellos de luz si se enfatiza el párpado inferior, y dorados sutiles y metalizados si se aplica una sombra en crema en el párpado superior, como las miradas que vimos en el desfile de Armani en Milán para este otoño-invierno. El cat-eye sigue de moda esta temporada, aunque su función es la de alargar la mirada y no tanto convertirse en un statement look de aire sesentero.

novias-makeup-04VER GALERÍA

MANICURAS CLÁSICAS, EN 'ALL WHITE'

La manicura francesa es el paso siguiente a la tendencia de la novia au naturel: dejando la base de la uña en un color rosa natural, transparente incluso, o nude, con la punta con un toque de blanco. Este tipo de uña se puede cambiar por la manicura americana, con la punta en una tonalidad más oscura, por ejemplo en gris o marrón, especialmente si elegimos el look de la novia de otoño con fondo de maquilaje en bronce y labios oscuros.

También se llevan las uñas completamente blancas, igualmente combinadas con un maquillaje natural y de día, así como otros accesorios beauty que acompañen el look en blanco, como las horquillas con mariposas del desfile de novia de Inés di Santo el pasado mes de abril.

novias-makeup-02VER GALERÍA

LA TRENZA DE NOVIA

Vista en el desfile de Rosa Clará, la trenza de novia está in esta temporada en forma de recogido, siguiendo la forma de una corona de pelo natural que se puede conseguir con melenas que naturalmente tengan pelo grueso y con volumen, o a través de extensiones.

Esta trenza en forma de rodete complementa el look dulce de la novia de otoño -en contraste con el moño bajo con raya partida-, y se puede llevar sin accesorios o con un complemento-joya, además de velo corto de novia, evitando los velos catedral, que cubren completamente el peinado y son más difíciles de colocar con este tipo de peinados, al ser más pesados, y las tiaras muy aparatosas que también resten protagonismo al peinado y lo sobrecarguen.

Más sobre

Regístrate para comentar