Cinco tendencias para pisar con estilo este invierno cuando eres la novia

Repasamos lo que se llevará en calzado este otoño-invierno, reinterpretándolo en clave 'bridal'

Se acerca el otoño y llega el momento de dejar de pensar en las sandalias abiertas y centrar nuestra atención en los zapatos cerrados, especialmente si son de novia, y mucho más aún si siguen las tendencias de temporada. El calzado para el otoño-invierno es tan romántico o más que el de la temporada alta de bodas, con decenas de modelos que incorporan detalles glitter, lentejuelas y cuajados de cristales, que se encargan de poner la nota brillante a una estación un poco más gris y un poco más fría. Las paletas de color que se van a llevar los próximos meses: novias con pisadas blancas y también pisadas de metal, rosas achampanados, azules y sobre todo mucho nude. ¿Sabes cómo distinguir un zapato de novia de un zapato-it? Te contamos dónde se esconden las tendencias en calzado bridal que están a la vuelta de la esquina.

novias-zapatos-01VER GALERÍA

MARY-JANES Y PULSERAS TOBILLERAS

Es decir, dos modelos muy clásicos de novia que en los meses más fríos del año se reinventan con toques golden, detalles con lazos, pumps, aberturas en la puntera y cierres cruzados. Las de la imagen en color oro son de la colección otoño-invierno 2015-2016 de Michael Kors, y desfilaron en Nueva York a principio de año, abriendo la veda a las sandalias de invierno semicerradas, con tobillera y cut-out en la puntera. El tacón es ligeramente más grueso que en una sandalia convencional, e incorporan una pequeña plataforma de dos centímetros. Tres modelos muy parecidos pero de esencia puramente bridal son los peep-toes modelo Goya en azul bebé de Lodi (119 €), con tiras cruzadas en el empeine y cremallera en el talón, y los looks en blanco y con lacito diseñados por Rosa Clará, que foman parte de su línea de complementos para novia, y que cambian la puntera peep-toe -es decir, que deja 'asomar' un poquito la punta de los dedos-, por un diseño clásico completamente cerrado, pero manteniendo la plataforma y el tacón grueso.

novias-zapatos-05VER GALERÍA

PISADAS DE METAL

En oro o plata, los diseños metalizados arrasan esta temporada. Esta sandalia con tobillera y puntera redonda, mezcla detalles glitter con acabados en liso, y es de la colección de invierno de la diseñadora italiana Laura Biagiotti. La versión en piel de serpiente con acabado bronce es de Brian Atwood (705 € en Net-A-Porter), y lleva un taconazo de once centímetros, así que mejor reservarlas para los primeros meses de la temporada, antes de que acuse el frío, y guardarse por si acaso unas flats en la manga para poder bajarnos de los tacones después de la ceremonia. Recuerda que si optas por un zapato con tacón muy alto debes llevarlo sí o sí a las pruebas del vestido, y tener presente que, cuando te cambies de zapatos, el aspecto y caída del vestido de novia también cambiarán. Una excusa perfecta para llevar dos vestidos de novia en lugar de uno.

novias-zapatos-04VER GALERÍA

CHAROL EN 'NUDE'

El color nude domina el calzado de la temporada de invierno, y es todo gracias a Chanel: la firma completaba prácticamente todos los estilismos de su desfile para el otoño-invierno 2015-2016 con una versión actualizada del sling-back inventado por Coco Chanel en 1957, en color maquillaje (que alarga visualmente la pierna) y con puntera en negro (que acorta, también visualmente, el tamaño del pie). Este zapato se lo hemos visto ya a varias celebs, y se cuela un temporada más entre el calzado de novia, especialmente en salones y pumps pensados para complementar vestidos cortos o dos piezas con falda lápiz 'a la ' Chanel. Los botines con tacón de la imagen son la opción más calentita (podemos esconder unos calcetines en su interior si hace mucho frío), y son de Blumarine. Los pumps de color maquillaje son un diseño original de Christian Louboutin, concretamente el Pigalle 100 (515 € en Net-A-Porter), que llevan el mismo nombre que el popular barrio parisino de Pigalle y son capaces de complementar cualquier atuendo de novia de manera très chic al tratarse de un zapato completamente neutral: se puede reciclar después de la boda en otros conjuntos de fiesta e incluso a diario.

novias-zapatos-03VER GALERÍA

DOS TEXTURAS Y T-STRAPS

Los zapatos de invierno suelen alternar varias texturas en un mismo modelo, combinando por ejemplo serpiente con piel en acabado liso, o añadiendo una borla de plumas o piel de pelo por dentro del zapato o en el talón. El efecto resulta mucho más cálido que en los modelos de satén o lisos en un único color, y funcionan especialmente bien si, sobre el vestido de novia, midi o a la rodilla, llevamos un abrigo tres cuartos o una torera. El calzado de la imagen alterna piel con acabado metalizado en plata con terciopelo, satén y piel de serpiente, en cuatro colores diferentes cercanos al champán. Lo vimos en el desfile otoño-invierno de Ion Fiz. El zapato con cierre t-strap es un clásico de novia, especialmente en blanco puro, como esta sandalia con acabado nacarado de Lodi (119€), que incorpora una plataforma interior y tacón de nueve centímetros.

novias-zapatos-02VER GALERÍA

PISADAS CON PERSONALIDAD

Incrustaciones de cristal y tassels, un acabado en forma de borla que esta temporada arrasa en forma de accesorio en zapatos, joyas y bolsos, y también como cierre en sandalias criss cross (se las hemos visto a Olivia Palermo en este look), dominan el escenario de los zapatos de invierno con aire de novia que incorporan ornamentos de pedrería. Los de la imagen en dorado son un Mary-Jane clásico y los firma Dolce & Gabbana. A la derecha, un diseño de satén de color champán de Rochas (895 € en Net-A-porter), con cristales bordados en la parte exterior del tacón, en color azul y azafrán.

Descubre la selección completa de zapatos para novia en la galería de imágenes

Más sobre

Regístrate para comentar