'Food trucks': Cuando el catering de la boda llega sobre ruedas

Los 'food trucks' están en boca de todo el mundo y son una de las tendencias en bodas más llamativas del verano

Una de las tendencias en bodas que está al alza y que nos llega directamente importada desde Estados Unidos (a menudo vía Instagram y otras redes sociales preferidas por las novias 2.0), es, tal y como nos comentaban hace meses los expertos españoles en wedding trends, la de los food trucks, o lo que es lo mismo, la tendencia a ir cambiando el banquete a mesa y mantel puesto por alternativas más cercanas a la comida rápida, añadiendo a nuestro espacio caravanas customizadas, camionetas pequeñas o carritos. El food truck puede dominar por completo el menú de la boda, especialmente en una celebración íntima con pocos invitados, aunque lo más común es que haga las veces de acompañamiento al cóctel, o incluso sustituya a la muy española recena, con un twist americano.

¿SABES EN QUÉ CONSISTEN LAS BODAS QUE SE CELEBRAN EN CASA?

Si no sabes lo que son los food trucks, en Madrid se celebra de manera regular MADREAT, una peculiar feria 'gastro' que se organiza cada mes en la capital, y donde se alojan los susodichos food trucks, además de tenderetes, furgonetas, carritos y containers 'conceptuales' de comida. Es decir, un mercado abierto en el que los chefs puedan probar nuevos conceptos gastrónomicos al aire libre, y lo que es más importante, que sirve como tablero de inspiración para las parejas que quieran darle un giro al catering de su boda. Este tipo de servicio, aunque venga sobre ruedas, no es necesariamene sinónimo de fast food tal y como lo conocemos: la mayoría de ofertas gastonómicas de este tipo son gourmet, con menús pensados a conciencia y elaborados con ingredientes de alta calidad.

Una foto publicada por Caravanilla (@caravanilla) el

Los food trucks que son tendencia este 2015:

1. El carrito de helados, un clásico que ha conseguido restarle protagonismo a la fuente de chocolate, hasta ahora una de las grandes favoritas entre las parejas españolas con gusto por el dulce.

Tip 'gastro': acompaña los helados cremosos de leche de polos elaborados con flores comestibles, o sorbetes arco iris de mil colores. El carrito de helados, además, sirve de photocall y es de tamaño más reducido que otros food trucks. Ideal para bodas con niños y no tan niños.

2. Las hamburguesas gourmet para la recena, hechas con productos locales. Las hamburguesas han sido una tendencia gastronómica al alza en España, que normalmente se reservaba para el cóctel en las bodas, y además en tamaño 'mini'. Las nuevas burgers son piezas de carne con todas las de la ley (o tofu, en su alternativa vegetariana), con ingredientes deliciosos. Busca alternativas locales o de procedencia orgánica, que no sólo resulten más económicas sino también más sabrosas al paladar.

Tip 'gastro': a la hora de elaborar un menú de este tipo, intenta reducir las opciones a unas cuantas que resulten muy populares y atractivas, pero que no vuelvan locos a los chefs, que tienen que preparar la comida en el momento. También es importante mantener las raciones en tamaños 'manejables', que se puedan comer de pie, y a menudo sujetando una copa en la otra mano.

3. Haz un guiño a los invitados vegetarianos. Tanto la carne como la cocina fusión son una parte importante de este lado de la cultura foodie de bodas. Puedes darle la vuelta a la tortilla reservando, por ejemplo, un food truck precisamente para las alternativas vegetarianas o veganas.

4. La opción más española de todas: las tapas made in Spain. Como La Jamoneta, de Sánchez Romero Carvajal, una furgoneta en color verde menta que sirve en bandeja (nunca mejor dicho), excelentes cortes de ibérico, tapas y bocadillos de jamón de bellota; Mr. Frank and The Butis, un catering sobre ruedas de butifarras con sede en Barcelona; o La Reina Croqueta, especializada precisamente en eso, en croquetas frescas, y que dispone tanto de un food truck disponible para bodas como de un carrito-croquetería.

5. Mojitos y otros cócteles. Una forma divertida de reinventar la barra libre. Elabora una carta con grandes clásicos, e incluye alguna que otra mezcla de tendencia. También puedes organizar la oferta de bebidas bajo una temática común, por ejemplo, con cócteles inspirados en los clásicos del cine.

Tip 'gastro': también para beber encontramos los food trucks de café, que pueden servir chocolate, churros o crepes. Un éxito instantáneo entre los más cafeteros, que fusiona nuevas tendencias con la recena de toda la vida.

6. El fish & chips. Si alguna vez has viajado al Reino Unido seguro que no has pasado por alto el que parece ser uno de los platos preferidos de los británicos: el fish & chips puede resultar una auténtica delicia si se prepara con cuidado (como casi todas las frituras), aunque eso sí, para evitar malos olores es mejor organizarlo en una explanada de gran tamaño y evitarlo en bodas muy pequeñas.

7. Las caravanas. Hay que tener en cuenta que no todos los food trucks disponen de servicio de catering. Es decir, esto son servicios que en ocasiones se contratan por separado: más lío de proveedores pero al miso tiempo permite customizar a medida la oferta gastronómica y la decoración del espacio. En España encontramos numerosos servicios de este tipo, donde alquilar vehículos renovados como caravanas o la mítica furgoneta Volkswagen, para darle un aire vintage a la boda. Este tipo de caravanas y 'furgos' suelen funcionar especialmente bien como coctelerías y bares móviles, y son un gran favorito de event planners de fiestas y bodas. Rufina e hijas alquila dos furgonetas Citröen HY por este motivo, mientras que en My Vintage Caravan nos podemos llevar a casa una diminuta caravana de más de cuatro décadas de antigüedad, en blanco y azul, y que ya se ha convertido en protagonista del photocall de numerosas bodas, además de serivr de candy bar, donut’s corner y oyster bar. En My Lovely Ride restauran viejos clásicos sobre ruedas y ya cuentan con una familia de cuatro vehículos 'retro' disponibles para alquiler en eventos.

8. Para los espacios muy pequeños, o que no cuentan con salida al aire libre (casi indispensable si queremos incorporar un vehículo a nuestro escenario gastronómico), existen alternativas de dimensiones más reducidas, siendo las más populares de todas las food bikes, que cambian la caravana por una bicicleta rodeada de cestas y stalls con productos frescos locales o de temporada, o chucherías y cupcakes para los más golosos. Pueden servir snacks durante la barra libre, o complementar el cóctel.

DESCUBRE MÁS IDEAS PARA LA ILUMINACIÓN DE TU BODA

Una foto publicada por Reina Croqueta (@reinacroqueta) el

Una foto publicada por A MIHO Experience (@amihoexperience) el

Una foto publicada por Holly Patton (@perfectlyposhevents) el

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más