'Flash' de belleza: Así son los tratamientos para novias más punteros

Tres expertos en estética nos hablan sobre las principales armas 'beauty' con las que cuentan las novias hoy en día

Los nervios, el estrés y el cansancio se acumulan las semanas previas a la boda. Y el rostro lo acusa de forma evidente, presentando muchas veces sequedad, falta de brillo y elasticidad, e incluso, a veces también pequeñas dermatitis con un origen nervioso que aparecen en el momento más inoportuno. Una pregunta común en la conslta de los especialistas en estética es de cuánto tiempo disponemos para solucionar este tipo de problemas, o incluso otros, que afecten tanto a la cara como el resto del cuerpo. Llegados a este punto, es importante evaluar nuestras opciones beauty en función de grandes categorías: maquillaje, medicina estética y cirugía. La primera suele ir de la mano de las otras dos, especialmente de la medicina estética, ya que el maquillaje suele cambiar drásticamente dependiendo de las condiciones en las que se encuentre la piel .

novias-estetica-01VER GALERÍA

El cirujano plástico Moisés Martín Anaya, denomina a este tipo de tratamientos Operación Boda, y, en su opinión, basada en las muchas novias que pasan cada temporada alta de bodas por su consulta, es conveniente realizarla con un tiempo mínimo de tres meses. Si hablásemos de seis, la cirugía entraría también dentro de las posibilidades de puesta a punto para el gran día. Lo más novedoso que la estética ofrece a las novias hoy en día son los tratamientos flash para la piel, que entre cuatro y cinco sesiones exfolian, hidratan, limpian manchas y hasta cambian el brillo y elasticidad de la epidermis.

"Existen dos tipos de novias", explica este experto en cirugía estética. "Por un lado tenemos a quien tiene planificada su boda con todo detalle, incluidos los tratamientos de belleza que ha pensado realizarse. Tiene claro lo que quiere y viene a solicitarlo, con un calendario, una hoja de ruta muy controlada. Por el otro, son muchas las mujeres que se acercan a nuestro área de estética preguntando, dejándose aconsejar o solicitando un tratamiento completo para novias".

En ambos casos, la estrella de la belleza nupcial suele ser el rostro. "La novia tiene tres elementos favoritos a destacar en lo que a su aspecto se refiere: el rostro, el peinado y el traje", nos explica. El rostro requiere, además, de una carrera de fondo diferente de la del diseño del vestido, de ahí que cada centro estético disponga de planes diferentes, que se adapten al calendario de la persona, pero manteniendo algunos puntos en común en lo que se refiere a los básicos de la hidratación y luminosidad de la piel. Secundariamente, además, también estarían al alza las intervenciones en manos y brazos, dos partes de la anatomía que tienen un papel relevante en el día B, especialmente cuando la novia escoge un vestido que deje los hombros al descubierto; las manos, por su parte, cuentan con su particular cuota de protagonismo durante el intercambio de anillos. "Hay novias que se operan los brazos con mucha antelación, para eliminar el exceso de piel en la zona", puntualiza el doctor Martín Anaya. Otras optan por rejuvenecer la piel de las manos con inyecciones de grasa extraída de otras partes de cuerpo.

Un planning habitual para novias, que nos sugiere el doctor, comenzaría una limpieza de cutis consistente en un peeling con ultrasonido, que puede realizarse hasta diez días antes de la boda, y que elimina las capas superficiales de la piel, acelerando la regeneración celular y aumentando el colágeno tisular, lo que traduce en una piel más elástica, hidratada y luminosa. "Según el tipo y estado de la piel, los peeling pueden ser superficiales, medios o profundos", aunque en casi cada tratamiento, después del peeling se da un enrojecimiento de la piel que desaparece en unas en pocas horas. La duración es de media hora. Con una ventana de tiempo algo mayor, de aproximadamente un mes, se puede optar por una intervención algo más 'potente', como el lifting sin cirugía, que trabaja con la tecnología de microcorrientes que producen una regeneración en las fibras de colágeno y elastina, aumentando la permeabilidad celular. Es decir: reafirman y tonifican músculos que han perdido la tonicidad, y suavizan las líneas de expresión y las arrugas en rostro y cuello.

novias-estetica-02VER GALERÍA

¿Piden las novias cirugías invasivas en tiempo récord?

"Sí, pero no están recomendadas", nos explica el doctor Martín Anaya, "deben realizarse con un mínimo de un mes de antelación, y aún así ya nos encontraríamos algo justos de tiempo. Por supuesto, ni hablar de cirugías tan invasivas como una liposucción, que nos obliga a llevar faja durante un mes, y que puede ser una verdadera tortura e incompatible con las pruebas de vestido o con el mismo día de la boda. Mi recomendación es que, si alguien tiene pensado un aumento de pecho o una lipoescultura corporal, y quiere aprovechar su enlace para hacer este cambio, que lo haga con tiempo. No hay que olvidarse que este tipo de intervenciones dejan cicatrices y marcas que tardan en curar".

Los grantes superventas beauty antes de la boda se enfocan por tanto a los tratamientos antiedad. "Todos estos tratamientos hidratan, dan elasticidad, son regeneradores. Se logra una belleza con brillo". Además, los tratamientos faciales no cambian el tono de la piel, por lo que no afectan al maquillaje, aunque "sí que nutren e hidratan, con lo cual lo absorben mejor".

De hecho, y tal y como explica la directora de Centre d'Estètica Rame, Marina Rulló la gran mayoría de solicitudes que llegan de manos de las futuras novias a los centros de estética suelen ser de tratamientos antiaging, que ayuden a traer más luminosidad a la piel, dejando el cuerpo en un segundo plano, especialmente en las cuatro semanas anteriores a la boda. "Cuando nos encontramos ante una novia que quiere trabajar todo el cuerpo un mes antes de la boda, le recomendamos un tratamiento de remodelación corporal y un tratamiento facial muy enfocado a la luminosidad y la hidratación. Esto consigue que la piel luzca muy fresca y que el maquillaje sea perfecto".

El timing: las dos primeras semanas se destinan a la limpieza y la hidratación externa, para conseguir que la epidermis este totalmente receptiva y poder trabajar más adelante la luminosidad y la tersura de la piel. "Esta fase se trabaja a nivel celular, y es necesario que el producto llegue directamente a la célula", nos explica Marina Rulló, que apuesta por una limpieza basada en una mezcla de aceite de almendras dulces, aguacate y germen de trigo, que aporte elasticidad al tejido para que no se vea forzado en el momento de hacer la exfoliación. "Si la novia presenta zonas de grasa interna se puede realizar una máscarilla con un jabón de tomillo y aceites esenciales, que aportan una función antiséptica y bactericida para así eliminar todas las impurezas internas".

La hidratación se trabaja en este caso con cremas con alto contenido en Cera Alba o cera blanca de abejas, que crean una barrera impermeable que mantiene intacta la hidratación en el tejido. Transcurridas las dos primeras semanas, llega el momento de la hidratación interna, provocando la penetración de colágeno en la piel, que por norma general se realiza con mesoterapia virtual. "Según las necesidades de la piel, se puede trabajar también con jalea real", detalla la especialista en estética al hablar sobre las pieles más castigadas. La última semana previa a la boda se dedica exclusivamente a la luminosidad y la tersura de la piel, primero aplicando un efecto mascarilla con propiedades hidratantes y nutritivas, y más adelante con sesiones de radiofrecuencia, que estimulen el colágeno.

Rutinas beauty para hacer en casa

"En casa es recomendable usar un producto de limpieza e hidratación para ir manteniendo el trabajo hecho en cabina", explica Marina Rulló. Algo en lo que parece coincidir otra experta en estética de renombre, Maribel Yébenes, quien puntualiza que "también es importante mantener unas pautas de cuidado en casa entre las que
nunca deben faltar la limpiza con leche limpiadora y tónico, un sérum adaptado a la piel, una crema hidratante facial, de cuello y escote, y una crema de contorno de ojos". Todo esto, aplicado religiosamente mañana y noche.

EL 'TOP 5' DE LOS TRATAMIENTOS MÁS DEMANDADOS POR LAS NOVIAS

Según Marina Rulló:

1. La luminosidad facial para conseguir un maquillaje perfecto

2. Los tratamientos anticelulíticos

3. La manicura y pedicura

4. El bronceado, ya sea con sesiones de rayos UVA o bronceado inmediato

5. El peeling y la nutrición corporal

Según Maribel Yébenes:

1. My Secret Protocol, un protocolo de belleza que combina pulido de la piel, tonificación, revitalización o mascarilla entre otros.

2. Oxigenoterapia, que incliuye un 'barrido' en la piel del rostro, el cuello y el escote con una pistola que expulsa oxígeno a presión.

3. El tratamiento Golden, que actúa a partir de la emisión de un haz de luz que estimula el colágeno y la elastina de la dermis mediante calor, creando un efecto voluminizador.

4. El tratamiento Imperial, un flash de belleza inmediato que además de peeling incorpora un masaje en cuello, rostro y escote con oro y proteínas de perla.

5. El tratamiento NV, otro tratamiento flash a modo de lifting, en el que se utilizan corrientes para aportar energía y firmeza en los músculos, además de ingredientes activos presentes de manera natural en la piel.

Más sobre

Regístrate para comentar