¿Qué hay que saber a la hora de contratar un buen 'catering'?

Violeta Peinado, CEO de Wednesday Wedding Planners, nos da algunos 'tips' para desenvolverse entre las nuevas gastro-tendencias nupciales

Las tendencias nupciales que nos llegan en Estados Unidos, unas de las más populares según los expertos, han hecho que cada vez más parejas se alejen del tradicional banquete y busquen formas más personalizadas de sentar a sus invitados a la mesa. Algunas, por ejemplo, tienden a fusionar el clásico menú con el cóctel, sin que haya apenas separación entre ambos, o alargan esta primera parte de la recepción, sirviendo en bandeja de plata delicatessen dignas del mejor maestro culinario. También es común apostar por la puesta en escena 'de pie', como el buffet, las barbacoas, el pot-luck (donde cada invitado aporta un plato) o los corners de comida antes que por la 'mesa puesta'. Los food trucks y los stands de golosinas se reservan para la recena de toda la vida. Las tendencias en repostería también han cambiado, y es normal encargar pasteles exquisitos al margen de la propuesta del menú.

¿Sabes cómo desenvolverte entre tanta tendencia? ¿Qué hay que saber a la hora de contratar un buen catering? Hablamos con Violeta Peinado, event planner, cofundadora y CEO de Wednesday Wedding Planners, para que nos dé algunos consejos 'pro' sobre esta parte de la organización de la boda.

novias-catering-04VER GALERÍA

Instagram y el resto de redes sociales han importado muchas tendencias de Estados Unidos. ¿Cuáles son las que más piden las novias españolas?

Es cierto que las tendencias hoy en día nos llegan casi al instante gracias a las redes sociales y sobre todo Instagram y Pinterest, y por supuesto la mayoría viene de Estados Unidos, que nos llevan varias décadas de adelanto en esto de personalizar bodas. Este año lo que más nos están pidiendo es que sean bodas dinámicas, donde los invitados interactúen con los puestos de comida, al estilo mercadillo o Street Food Market. Uno de los grandes hits son los food trucks, de dulce o salado, tanto para el cóctel como para la fiesta, formando parte de la recena.

Y en tendencias gastronómicas, ¿que se lleva este año?

En España las tendencias respecto a platos creo que dependen más del gusto de los novios que de las tendencias, pero una cosa que sí hemos notado es que los novios están reivindicando los postres tradicionales respecto a los tan americanos cupcakes. Los novios quieren una puesta en escena tipo buffet de postres, pero con sabores reconocibles.

¿Qué es lo primero que hay que tener claro a la hora de contratar un catering?

Los caterings a veces van vinculados a un espacio determinado y no se puede elegir, así que lo primero que recomendamos es que se valoren las dos cosas juntas, ya que podemos encontrarnos con un sitio precioso pero que no nos encaje su comida, o al revés. Y en este caso solemos recomendar que prime el catering, ya que, al menos como wedding planners, con decoración se puede darle la vuelta a un sitio, pero no a la comida o a la forma de cocinarla. El número de invitados no suele ser tan relevante, ya que los caterings se adaptan sin problemas al tamaño del evento.

¿Qué es lo que diferencia un catering 'bueno' de uno 'excelente'?

La relación calidad-precio es difícil de descifrar sobre el papel, o mirando la página web de un catering. Nuestra recomendación es probarlo. La mayoría ofrecen esta posibilidad abonando la prueba, y así, siempre se puede decidir sobre seguro. También hay casos en los que organizan jornadas de puertas abiertas en una de sus fincas, y permiten degustar la comida gratis.

Hay que probar antes de decidir porque lo que está bueno para una persona, puede no estarlo para otra, y eso sólo se sabe probando la comida.

Dos propuestas de menú, para una boda de verano y otra de invierno. ¿Cómo sería vuestro menú ideal?

Para un menú de invierno recomendamos un primero que incluya foie y un segundo quizás que arriesgue un poquito más, como una carrillera o algo de caza acompañado de setas de temporada. Son carnes más contundentes pero muy sabrosas y que funcionan muy bien. Y de postre algo más ligero, como una crema con frutos rojos.

En el caso de una boda de verano siempre iremos a una sopa fría o gazpacho de primero, o una ensalada; un segundo con un solomillo y acompañamiento de verduritas, y de postre algo fresquito con limón. O si somos de chocolate, algo ligero.

¿Hay menús 'alternativos' u opcionales que debemos tener en cuenta siempre?

Sí, los menús especiales son cada vez más frecuentes y debemos preguntar a nuestros invitados si tienen alguna intolerancia o necesitan un menú alternativo. Puede ser el caso de embarazadas, personas que por motivos religiosos no coman algún alimento, intolerantes a determinados productos…

¿Es mejor contratar a los proveedores del banquete y la tarta de bodas bajo una misma empresa?

Nosotras siempre recomendamos contratar especialistas en cualquier caso. Es decir, si un catering hace postres espectaculares pero los novios quieren además una tarta americana con su fondant, o que tenga una forma especial, yo siempre recomendaría contratar a un pastelero especializado. Los hay, y muy buenos.

También es cierto que hay algunos catering que cuentan entre sus profesionales con especialistas en diferentes ramas, incluida la repostería. Lo más importante es preguntar si lo que queremos servier pueden llevarlo a cabo ellos y si no, subcontratar otra empresa. Luego sólo es cuestión de coordinarlos para que sepan cómo servirlo, si hay que cortar el pastel, o si se debe mantenerlo en frío o no.

novias-catering-03VER GALERÍA

novias-catering-01

novias-catering-02VER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar