Novias a todo color

El negro, el rosa y el morado, tres colores que cotizan al alza entre las novias más famosas

De entre todas las celebrity brides que se casaron el año psado, hubo una que se coló en nuestra votación de las novias del año, que tenía mucho más color que el resto: poco antes de cortarse la melena, Kaley Cuoco dio la campanada con una boda por sorpresa en la noche del 31 de diciembre; una original ceremonia coronada por un vestido único, diseño de Vera Wang, en color rosa chicle, y que pertenecía a la colección de novias de invierno que la firma acababa de presentar apenas unos meses antes. Vera Wang es una de las diseñadoras preferidas por las celebs para vestirse de blanco (o de rosa, en este caso): de ahí que las tendencias en color que ha ido marcando en los últimos años sean una de las más copiadas por firmas de todo el mundo, primero en la gama de los pasteles, como el beis, el gris o el verde, y más tarde también en negro, en rojo y en hot pink.

novias-color-06VER GALERÍA

La moda, sin embargo, no es nueva: el 14 de enero de 1954, una enamoradísima Marilyn Monroe le daba el 'sí quiero' al jugador de béisbol Joe DiMaggio en una ceremonia civil para la que la actriz elegía un dos piezas de falda lápiz en color marrón, con cuello de piel de armiño y peep-toes a juego, y un ramo de orquídeas. Diez años más tarde, Elizabeth Taylor, haría lo propio en su boda junto a Richard Burton (uno de los grandes amores de su vida, del total de los ocho matrimonios de la actriz, y uno de los hombres que contribuiría en gran medida a la impresionante colección de joyas de la protagonista de 'Cleopatra'), vistiéndose con un vestido de chiffon en color amarillo, con un ramillete de jacintos por tocado.

novias-color-05VER GALERÍA

Más novias recientes que le han dicho adiós al blanco en su día B: el negro parece haber sido un gran favorito entre muchas celebrity brides, incluída Ellen Pompeo, que se casaba en 2007 con el productor musical Chris Avery vestida con un little black dress de Yves Saint Laurent, además de Avril Lavigne, unas de las chicas 'rebeldes' del mundo de la música, o, sorprendentemente, Sarah Jessica Parker, que a diferencia de su personaje en 'Sexo en Nueva York', que vestía en la gran pantalla dos diseños nupciales incluido un pomposo Vivienne Westwood de color champán, le daba el 'sí quiero' a Matthew Broderick en 1997 con un vestido íntegramente de color negro. Una decisión de la que, años más tarde, reconocería haberse arrepentido en numerosas ocasiones.

novias-color-02VER GALERÍA

Junto al negro, el rosa como el de Kaley Cuoco, es otro bestseller nupcial entre las bodas más glamourosas de Hollywood. Fans de este color a lo largo de los años han sido Gwen Stefani, con un comentadísimo diseño by Dior, customizado por John Galliano en color blanco y con el bajo con teñido dip-dye en color rosa fucsia, Anne Hathaway, vestida personalmente por Valentino Garavani, que poco después de la boda desvelaba un boceto de su precioso traje de novia de tul con acentos en soft pink, Reese Whitherspoon, de Monique Lhuillier, o Jessica Biel, con un Giambattista Valli también customizado, muy similar a los diseños de Alta Costura de la firma.

novias-color-08VER GALERÍA

La más extravagante de todas: Dita von Teese en su boda junto a Marilyn Manson en 2005. El matrimonio apenas duraría un año, aunque el vestido de la novia, un Vivienne Westwood en color morado brillante (uno de los tonos preferidos de la artista de burlesque), pasaría a la historia al formar parte de la exhibición centrada en trajes de novia -todo un recorrido por la moda nupcial entre 1775 a 2014-, organizada el año pasado por el Museo Victoria & Albert de Londres.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más