Flores, luz, alegría, romanticismo... cualidades que podemos relacionar perfectamente tanto con la primavera como con las bodas. Porque esta es la época favorita para caminar hacia el altar, y el ambiente inigualable que se respira en esta estación serán el complemento ideal para tu gran día. Escogiendo el escenario perfecto, tu boda de primavera (o verano) puede ser un auténtico cuento de hadas pero... ¿sabes ya dónde vas a celebrarla?

Una buena idea es elegir una preciosa finca, jardines o incluso tu propia casa y llevarte hasta allí un delicioso cátering. Pocheville Catering es una empresa totalmente artesanal que se desplaza a donde necesitéis. Calidad, imaginación y buen hacer son las bases sobre las que se cimienta este cuidadoso catering que siempre se adapta al presupuesto de los clientes.

Pero si prefieres celebrarlo en un verdadero oasis en la ciudad, el Hotel Miguel Ángel es tu sitio. Versátiles salones que cuentan con luz natural en este marco ideal donde la preparación de este día tan especial se convierta en una experiencia en sí misma desde el primer momento. Una gestión integral y personalizada de cualquier servicio que podáis necesitar para dar forma a vuestras ideas y hacerlas realidad.

Si quieres alejarte del bullicio urbano en el día de tu boda, el Monasterio de Lupiana, La Quinta de Jarama o La Quinta de Illescas son buenísimas opciones, aunque si no te importa quedarte en Madrid, el Hotel Hesperia o In Zalacain son lugares únicos para la celebración.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más