¿Por qué George Clooney no se casa en España?

Blanca López, CEO de 'Les Belles Maisons', acaba de editar un Libro Blanco sobre las bodas de lujo, en colaboración con otros profesionales del sector

España recibe 65 millones de turistas al año. Sin embargo, cuando se trata de celebrar una boda de alto perfil, parejas como George y Amal Clooney o incluso el matrimonio Kardashian-West, eligen otros destinos internacionales entre nuestros países vecinos. Para dar respuesta a esta incógnita, la de la falta de demanda en España entre las bodas más lujosas (sobre todo las que vienen de fuera), Blanca López, CEO de Les Belles Maisons, ha editado un Libro Blanco de las bodas, en el que repasa desde las tendencias más recientes en el sector, hasta cómo afectan las nuevas tecnologías a la hora de tomar decisiones entre las novias. Hablamos con ella.

¿Cuál es el perfil de la 'nueva novia' del siglo XXI?

La novia del siglo XXI sigue queriendo celebrar su boda como uno de los días más importantes de su vida, pero es más independiente y sobre todo quiere sentir que su boda es diferente y que refleje su personalidad y gustos. Es una mujer que toma sus propias decisiones y que poco a poco rompe con las tradiciones. Sabemos que las novias españolas de hoy tienen de media de 34 años, lo que significa que ahora las parejas se casan más tarde, y que además se decantan en su mayor parte por ceremonias civiles, una tendencia que se ha invertido en los últimos diez años.

¿Son las novias españolas más clásicas?

En España, la boda es uno de los eventos familiares por excelencia. Por eso, el peso de la tradición sigue siendo importante y la opinión del entorno sigue influyendo en cómo son las bodas en nuestro país. Hoy las novias buscan el equilibrio entre querer 'agradar' y hacer esa boda diferente que realmente quieren. En Estados Unidos, por ejemplo, no hay una tradición tan arraigada y vemos bodas de todo tipo: clásicas, modernas, formales, informales, temáticas, con invitados muy arreglados o en vaqueros... Por eso en España todavía hay una sensación de que las bodas son más clásicas.

También es interesante ver que si una novia innova en algún aspecto de su boda y gusta, eso se pone de moda de manera rápida entre sus amigas.

¿Cómo han cambiado los gustos de las novias en los últimos diez años?

Las novias tienen cada vez más acceso a la información sobre el mundo de las bodas, debido principalmente a Internet. Hay información prácticamente en tiempo real. Desde los cambios en los vestidos, colores, telas o estilos, a las lecturas de la ceremonia, la música, el tipo de comida y la decoración de las bodas. Antes, la boda era algo más rígido, las opciones eran pocas y la tendencia la marcaba en general la capacidad de innovar de los proveedores locales.

¿Puede achacarse todo a la economía, o hay otro tipo de tendencias en juego?

La crisis tiene un impacto coyuntural, por el que el segmento medio del mercado se ha resquebrajado al haberse producido una reducción de presupuestos. El precio ha sido un criterio clave en la decisión de una boda desde que se inició la crisis. Y las principales variables que inciden sobre ese presupuesto son el número de invitados y el coste del cubierto por invitado, por lo que hemos visto bodas con menos invitados y con propuestas más sencillas de coste inferior. La crisis también ha provocado un retraso en la decisión de casarse, o ha motivado una boda muy familiar, dejando la parte festiva para más adelante.

Los cambios de hábitos y las nuevas tecnologías también están produciendo una profunda transformación del sector a medio y largo plazo. El mercado ha dejado de ser local: los novios pueden comprar directamente flores en Holanda, objetos de decoración de Inglaterra o contratar un fotógrafo concreto que venga de Estados Unidos. Por eso la competencia también ha dejado de ser local. Cada vez son más las parejas que viven fuera de sus ciudades de origen: una novia que viva en Inglaterra y se case con alguien que sea de allí, va a decidir entre casarse en su nuevo país de residencia o volverse a España. O una pareja de Inglaterra que busque un destino de playa, puede decidirse entre España, Grecia o el Caribe.

¿Qué marca la diferencia entre una boda de lujo y una boda personalizada?

Este es un debate muy interesante. A priori, una boda personalizada es aquella que es única y especial, la oferta se personaliza según las necesidades del cliente. Puedes hacer una boda personalizada que no necesariamente sea de lujo. Organizar una boda en tu casa, una barbacoa, todos en vaqueros, por ejemplo, es una boda personalizada.

En una boda de lujo, hay una asociación entre exclusividad y presupuesto. Si nos ceñimos exclusivamente a la inversión, se trata de una boda que no es accesible a todo el mundo, crear la boda que una novia quiere, sin que el presupuesto pueda suponer limitaciones a las decisiones. Las bodas de lujo exigen un alto nivel de especialización, excelencia y calidad. También puede suceder que una boda sea muy cara pero no personalizada. O que en una boda de lujo se invierta en quince personas lo que otros invierten en una boda para 250. Más detalles, más calidad, artesanía.

¿Existen atajos o tips para tener una boda de este tipo?

Hoy en día una boda es una gran puesta en escena, en la que pueden llegar participar veinte o incluso hasta cuarenta profesionales. Es un evento en directo que se planifica con muchos meses de antelación, y en el que no hay margen para el error. Su éxito depende de un trabajo en equipo en el que cada servicio mejora o empeora el resultado. El hecho de que sea memorable no depende de un solo factor.

En cuanto a la inversión, es una cuestión de prioridades y también de buscar opciones y ver en qué cosas merece más la pena invertir. Ocurre también como pasa en la moda, hay que saber mezclar. No necesariamente lo más caro es lo más bonito.

Cada vez más novias se valen de Internet para organizar su boda y buscar inspiración. ¿Qué tendencias nupciales han sido las más demandadas, que han llegado de fuera?

Muchas de las tendencias que vemos en las bodas en España vienen de Estados Unidos, principalmente la decoración. La estética vintage y rústica, las bodas al aire libre, en lugares diferentes. Ahora se han puesto de moda los food truck, bodas tipo cóctel, food markets y show cooking. El programa ha cambiado, ya no se trata de 'aperitivo, comida y baile'. Todo tiene protagonismo y ocurren muchas cosas. Música en directo, distintos estilos para cada momento o incluso para distintos grupos de invitados. Y no sólo en tendencias para la boda, poco a poco vemos más pedidas de mano diferentes, reportajes preboda o postboda. Cada día vemos nuevas tendencias que van modificando poco a poco nuestras tradiciones.

Los vestidos de novia también son cada vez más 'democráticos', es decir, de colección en vez de costura. ¿Ha notado cambios el sector del lujo en el terreno de la moda?

Creo que la moda es donde más se refleja los cambios del sector del lujo. Se habla de la democratización del lujo, del cambio en el propio concepto de lujo. Hay un debate muy interesante en torno a estos conceptos.

Madres, amigas o redes sociales: ¿a quién escuchan más las novias españolas?

Cada novia es diferente, pero en general yo diría que escuchan a todas. Lo interesante es la importancia o el peso que se le va dando a cada una. El hecho de que las novias hoy se casen más mayores, hace que el peso de la madre se haya reducido. Hay novias que ya han decidido el tipo de boda, religiosa o civil, el lugar de la boda, fecha y los principales aspectos, antes incluso de comunicarlo a las familias. Por otro lado las amigas son y seguirán siendo fundamentales. Forman parte del proceso de decisión de principio a fin.

Pero lo más relevante es que las redes sociales se han integrado en muy poco tiempo en toda la experiencia de la boda. Desde incluso antes de la decisión de casarse, las redes sociales están presentes y esto está cambiando la forma de trabajar en el sector. Estamos importando tendencias desde el otro extremo del planeta sin salir de casa. Incluso la relación con nuestras novias, en muchos casos ya es por whatsapp y en cualquier momento del día y de la semana. Esto en ocasiones puede ser un arma de doble filo. Hay un exceso de información lo que provoca más dificultad a la hora de decidir lo que realmente se quiere, y no siempre lo que se ve en las fotos maravillosas de las revistas, blogs o redes sociales reflejan la realidad de una boda en concreto. Por eso es importante que las novias también se dejen aconsejar por los buenos profesionales.

En el Libro Blanco se plantea la pregunta 'por qué George Clooney no se casa en España' y sí en el país vecino. Italia de hecho ha acogido varias bodas de alto perfil, lo mismo que Francia. ¿Por qué parece que España está aislada de esta tendencia?

Italia y Francia nos llevan muchos años de ventaja cuando se trata de ser considerados destinos románticos. En el Libro Blanco consideramos realmente necesario abrir este debate, ya que la pregunta no es fácil de contestar. España es el tercer destino turístico del mundo, somos referentes en gastronomía o moda, y sin embargo es verdad que no estamos en esa lista. Tenemos los ingredientes pero no el pastel. Una de las mayores críticas de todos los que hemos realizado el libro es que tenemos que vendernos mejor: no se nos conoce y tenemos buenos profesionales, destinos de ensueño y somos muy competitivos en precio.

¿Son populares las destination wedding dentro y fuera de nuestras fronteras? ¿Cuáles son los destinos más demandados?

En España carecemos de información al respecto, pero según algún estudio realizado en Estados Unidos, los destinos más demandados allí son Hawai, México Caribe y en Europa, principalmente Italia, Francia e Inglaterra.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir el destino en una boda de este tipo?

Uno de los principales factores a la hora de elegir el destino es informarse bien de los buenos profesionales. Pedir presupuestos y comparar. La mayor parte de las novias que buscan destinos internacionales para casarse lo hacen por Internet, por eso es importante contactar con los proveedores, preguntar, buscar referencias, y no fiarse solamente de una foto bonita. En este aspecto, la función de una wedding planner cobra mucha importancia. Buscar un profesional que coordine todo el evento de principio a fin, y sea un único interlocutor.

Por último, algunos rincones de la geografía española que recomendarías a los lectores de hola.com para casarse

España está lleno de rincones maravillosos, no sólo para casarse. Ese es precisamente el objetivo de Les Belles Maisons, descubrirlos para que no caigan en el olvido y puedan ser destino internacional. Una pedida de mano en lo alto de una torre del Castillo de El Papiol, una ceremonia íntima entre camelias en el exquisito jardín botánico de La Saleta, un reportaje de bodas paseando en un antiguo coche de caballos en Can Morató, o una boda de cuento de hadas bajo las palmeras y el cielo estrellado de las noches de Andalucía en La Huerta del Coto... España tiene un patrimonio histórico único por descubrir, lugares fascinantes, playas, paisajes, jardines secretos, ciudades maravillosas, rincones ocultos... Escenarios idílicos que se transforman para que cada novia tenga la boda con la que siempre ha soñado.

Más sobre

Regístrate para comentar