Inspiración: Algunas de las joyas más bellas de la historia

De la realeza de Hollywood, a la realeza europea: recordamos algunas de las joyas más hermosas, que sirvan de inspiración a las nuevas novias

Cuando Rainiero de Mónaco le propuso en matrimonio a la aún entonces actriz Grace Kelly, el príncipe le regalaba a la estrella una banda eternity de rubíes y diamantes. Una pieza que acompañaba a la actriz en su primera visita a los Estados Unidos tras su compromiso, tal y como reportaba en 1956 la revista 'Life', pero que, aunque bella, no se convertiría en la pieza encargada de pasar a la historia. La que sí lo hacía sería el segundo anillo que el Príncipe, enamorado, entregaba a la estrella, pasando a los libros de gemología como una de las más bellas del mundo: un solitario de platino de Cartier engastado con un diamante de 10,47 quilates en talla esmeralda, y que hizo una aparición estelar en la última película de la actriz, 'Alta sociedad'. Los dos anillos ya entonces propiciaban toda suerte de rumores, y algunas fuentes apuntarían a un cambio de opinión del Príncipe, tras ver el tipo de joyería imperante en Hollywood, más propensa a los solitarios.

novias-gemas-07VER GALERÍA

La joya (o joyas) de compromiso de Grace de Mónaco no es la única con historia dentro de la realeza europea: las actuales royals aún siguen luciendo, de vez en cuando y en eventos muy ceremoniosos, algunas de las piezas más hermosas del ajuar real. Las tiaras concretamente merecen un capítulo aparte, con algunos espectaculares ejemplos en la Corona Española, como la Tiara de Lis, creada en 1906 por la firma Ansorena en platino y brillantes y que se puede lucir cerrada o abierta, o las grandes favoritas de la Reina Letizia: la Diadema Prusiana, de estilo imperio y con un brillante que cuelga en el centro en forma de lágrima, o la espectacular Diadema Floral de Mellerio, con más de 140 años de antigüedad, coronada por cinco flores entrelazadas entre sí. También la Casa Real de Inglaterra cuenta con su particular tesoro en forma de joyas históricas, encabezado por el anillo de compromiso de Catherine Middleton, perteneciente a Diana de Gales, y que disparaba una nueva tendencia en anillos con gemas de colores, o la tiara Halo, de Cartier, que acompañaba a la Duquesa de Cambridge en el día de su boda, con 739 diamante de corte brillante y 149 en talla baguette.

novias-gemas-11VER GALERÍA

Cartier no es la única casa de alta joyería que se 'cuela' en nuestra selección con las joyas más bellas: Tiffany también se gana su puesto a pulso, siendo otra de las grandes firmas -junto con Chopard-, en caminar sobre la alfombra roja en las grandes noches del cine en Hollywood. Sus espectaculares escaparates en la tienda de la Quinta Avenida servían de introducción para una de las películas icónicas de la historia, 'Desayuno con Diamantes': el Diamante Tiffany, una piedra amarilla de 128 quilates descubierta en 1877, adornaría brevemente el cuello de Audrey Hepburn durante la promoción de la película. Su colección de joyas históricas también incluye un espectacular broche lacado en forma de ramillete de orquídeas, que se presentaba en la Expo de París de 1889, con base de oro de 18 quilates, diamates de talla redonda y tipo pera, y un incalculable valor en su diseño decorativo en amarillo, malva y morado.

novias-gemas-02VER GALERÍA

Más joyas impresionantes vistas en Hollywood: algunos nombres que vienen a la memoria serían los de Angelina Jolie, que volvía a poner las esmeraldas en órbita tras aparecer en la alfombra roja de los Oscar en 2009 con una pareja de impresionantes pendientes de Lorraine Schwartz, que se convertían en la única pieza de joyería de la actriz, junto con un solitario de similares características. También Halle Berry, que recogía el Oscar en 2002 luciendo un anillo engastado con el conocido como 'diamante Calabaza', uno de los diamantes de color naranja más grandes del mundo, además de poseer la tonalidad más limpia e intensa. O la inabarcable colección de joyas de Elizabeth Taylor, una de las figuras clave de la realeza de Hollywood, y por cuyo ajuar han pasado piezas históricas, como la legendaria perla Peregrina, regalo de Richard Burton, o el diamante Taylor-Burton, una espectacular piedra de 69 quilates.

Recordamos algunas de estas gemas en la galería de imágenes.

Más sobre

Regístrate para comentar