La melenita 'midi', también para novias

El peinado-'it' del año sigue haciendo de las suyas sobre la 'red carpet', pero... ¿funcionaría con un vestido de novia?

El auge de la melenita midi, cortada a la altura del mentón, comenzó como un movimiento al alza entre las tops -las modelos Karlie Kloss y Jourdan Dunn lo han convertido en uno de los peinados-it de las fashion week-, que rápidamente se extendía al resto del panorma celebrity: Emma Stone era de las primeras en darle un auténtico giro de 180 grados a su melena, pasando del largo al corto sin transición alguna, con un cambio de look en la primavera de 2014 que transformaba su cabellera pelirroja en algo similar a un bob largo, con puntas texturizadas y flequillo hacia el lado.

novias-midi-01VER GALERÍA

Un proceso similar, aunque inverso, es el que seguía la cabellera de Jennifer Lawrence, que después de un cambio de look radical, dejaba crecer su corte de pelo pixie hasta acomodarse en la melena midi, también con puntas con algo de textura y raya al medio. El largo midi abarca desde el corte a la barbilla hasta los hombros, admitiendo tanto un acabado con ondas rotas y algo de volumen, que enmarque la cara, como un flequillo corto o largo hacia el lado, o un look algo más largo, rozando los hombros, con corte recto y que admite otras variantes como el mermaid look con acabado al agua o el falso bob, dos peinados que también tienen sus adeptas entre las novias. El corte midi ha sido una de las tendencias en peluquería más populares del año, aunque con tanta celeb cortándose la melena por lo sano, la pregunta etra evidente: ¿qué pasará cuando llegue la temporada de premios?

novias-midi-02VER GALERÍA

La red carpet, como ya hemos visto alguna vez, es lo más equivalente en el starsystem de Hollywood a diseñar un vestido de novia: primero, porque es de las pocas ocasiones que tenemos de volver a ver un vestido de Alta Costura después de que los diseñadores los presenten en pasarela. La Haute Couture es una de las variantes más sofisticadas de la costura artesanal, muy similar a lo que sucede en el interior de los talleres de novia a la hora de confeccionar un traje elaborado a mano, con técnicas muy minuciosas, tejidos específicos y detalles de joyería o cristal escrupulosamente bordados. La segunda razón: cada look de alfombra roja requiere de la misma atención que uno de novia. Desde el peinado al maquillaje, la manicura y los complementos, todo tiene que funcionar en perfecta armonía. De ahí la pregunta sobre las melenitas cortas, y su capacidad para funcionar de la misma manera que una cabellera larga o un recogido.

novias-midi-03VER GALERÍA

A la espera de la celebración de los premios Oscar, los Globo de Oro ya nos daban alguna pista en el terreno de los beauty looks con cabello corto, especialmente entre dos de las actrices que escogían un vestido de aire nupcial: Sienna Miller, con un diseño con escote en 'uve' y panel ilusión a la espalda, y Emma Stone, con un mono bicolor con escote de joyería y hombros al descubierto. En ambos casos, las prendas refuerzan el efecto conseguido por la longitud del pelo, que ,al ser tan corto, es más difícil de moldear o dar forma en un recogido que cuando la cabellera sobrepasa los hombros. En estos casos, tanto el traje como las joyas deben acompañar al peinado y no al revés.

novias-midi-04VER GALERÍA

Más ejemplos de melenitas que funcionan con un vestido blanco: la de Marion Cotillard, que en vez de dar movimiento y aire a las puntas, opta en este caso por un look sleek, de estilo años 40, con raya partida a un lado y puntas recogidas hacia dentro, similar al efecto de un falso bob, con corte a la altura de la barbilla y una ligera progresión hacia adelante.

¿Te atreves con la melenita midi para tu boda?

Más sobre

Regístrate para comentar