La magia de las bodas 'exprés'

Cameron Díaz ha dado el 'sí quiero' a Benji Madden tras un noviazgo de tan solo siete meses, y un compromiso de un par de semanas

Una ausencia más que justificada en la entrega de los premios Globo de Oro de este año ha sido la de Cameron Díaz, que aunque no suele faltar a su cita con la alfombra roja -protagonizando casi todas las listas de mejor vestidas-, en esta ocasión cancelaba su asistencia a una de las grandes noches de Hollywood tras celebrar una boda (casi) secreta junto a Benji Madden la semana pasada.

novias-cameron-01VER GALERÍA

Una ceremonia que llegaba por sorpresa después de que la pareja comenzase a dejarse ver junta por primera vez en el mes de julio, con nada menos que Nicole Richie (cuñada del novio), ejerciendo el papel de Celestina entre ambos. La estratagema de la it-girl no podría haber salido más redonda: apenas siete meses más tarde (y sólo un par de semanas después de conocerse su compromiso), la pareja se daba el 'sí quiero' en una ceremonia íntima en su casa de Beverly Hills.

La boda, como la gran mayoría de bodas exprés, tuvo algunos puntos en común con las ceremonias que se organizan en tiempo récord: íntima, con apenas un centenar de invitados, y con algunas de las personas más queridas del círculo de amigos de la pareja tomando un papel central en la ceremonia, como en el caso de los dos hijos pequeños de Nicole Richie y Joel Madden, Harlow y Sparrow, que fueron los encargados de llevar las alianzas haciendo las veces de pajes.

novias-cameron-03VER GALERÍA

Los preparativos convencionales de una ceremonia nupcial no suelen bajar del arco entre los 12 y los 24 meses, tiempo necesario para disponer los trámites burocráticos correspondientes (documentos de identidad, certificados de nacimiento y empadronamiento, o la instancia para contraer matrimonio en el juzgado), en el caso de las bodas civiles, además del cursillo prematrimonial en las religiosas, que normalmente puede condensarse en unas cinco sesiones de dos horas de duración, al margen de las tutorías por Internet para las parejas que no puedan atender al curso convencional.

Otra nota en común entre la ceremonia de boda de Cameron Díaz y el resto de bodas exprés ha sido la época del año: aunque seguramente la pareja no haya escatimado en gastos para darse el 'sí quiero' -los detalles filtrados hasta el momento apuntan a que hubo al menos dos vestidos de novia, y que la banda sonora corrió a cargo de estrellas como Ryan Adams o Lionel Richie-, el nuevo matrimonio ha elegido la temporada baja nupcial para intercambiar sus votos, algo que concuerda con la decisión de muchas otras parejas que se casan en tiempo récord. La temporada baja es perfecta para este tipo de bodas, más espontáneas, ya que permite mayor libertad de movimientos a la hora de elegir el lugar en el que casarse, sin tener que pelear por las fechas en la parroquia o la recepción.

La elección del vestido de novia en estos casos también depende mucho del calendario: encontrar el vestido perfecto, acudir a las sesiones de fitting y ajustar medidas según se va acercando el día B es una fuente de estrés incluso en las bodas organizadas con tiempo. Aún así, si quieres organizar un boda en tiempo récord, lo mejor es confiar en la capacidad del taller de ajustarse a las necesidades de la novia, y ahorrar tiempo yendo con la lección aprendida, conociendo las tendencias de nueva temporada, y usando herramientas propias de las novias 2.0, como Pinterest o Instagram, para elaborar tu propio cuaderno de recortes a la antigua usanza.

Las nuevas tecnologías son otra de las piezas clave en el puzzle de las bodas exprés, especialmente en lo que respecta a las comunicaciones con los invitados. Desde la convencional web de bodas, a las apps diseñadas expresamente para confeccionar un save-the-date que se vaya actualizando a medida que conozcamos nuevos datos, como localizaciones, dress code o incluso mapas. Los detalles do it yourself son otro de los puntos en común de muchos de los novios que se dan un 'sí quiero' exprés, tocando siempre los puntos esenciales del checklist de la boda: las flores, pocas pero fragantes, el fotógrafo (siempre profesional, aquí te explicamos las claves de por qué contar siempre con una mano experta detrás de la cámara), la música, las invitaciones y el menú, además de los detalles para los invitados.

Las bodas que baten récords: las que se organizan en menos de quince días, y para las que varias agencias y wedding planners ya ofrecen sus servicios, optimizando al máximo tanto el tiempo como el presupuesto de los novios.

Más sobre

Regístrate para comentar