El coche de los novios, un protagonista más

Una encuesta desvela que los automóviles clásicos son los preferidos para la ocasión



El coche de la boda es un elemento tan trascendental como cualquier otro una vez llegado el 'día B'. La llegada de la novia a la Iglesia o al juzgado, o el primer viaje de recién casados, requieren de un vehículo excepcional, que muchas veces pasa de ser un mero medio de transporte al uso a convertirse en casi un invitado más. ¿Quieres saber qué alternativas sobre ruedas prefieren los novios españoles?

El coche del padre de la novia, o de un familiar cercano, es una de las opciones más habituales: tipo escolta o berlina en color oscuro, es, en definitiva, la alternativa más económica, y que cuenta con el añadido de que el conductor será siempre alguien cercano. En este sentido, el 42 por ciento de los novios antepondría la comodidad a cualquier otro elemento, siendo el coche familiar la opción preferida incluso en los casos en que los novios cuenten con un presupuesto ilimitado.

Frente al vehículo familiar, el 34 por ciento de las parejas dedicarían parte de su presupuesto a alquilar un coche de su gusto. Los servicios de alquiler, especialmente de modelos que normalmente no formarían parte de nuestro garaje particular, permiten a los novios acceder a una amplia gama de vehículos definidos según el modelo y la ciudad donde se celebre la ceremonia. En estos casos, el servicio puede incluir un chófer uniformado, los adornos y la posibilidad de incorporar el coche al reportaje fotográfico.

A la hora de hablar de gustos, un 24 por ciento de las parejas se decantaría por un coche años 50, como el Citroën 11 o un Jaguar MK7. Un 12 por ciento, más atrevido, apostaría por un Ferrari, mientras que tan sólo un 11 por ciento lo haría por un Rolls Royce o un Bentley, dos de los modelos de lujo más aclamados. Les seguiría el clásico Mercedes de toda la vida, con el que contaría el 8 por ciento de los usuarios, mientras que los más extravagantes se decantarían por una limusina, un Cadillac y otras ocpciones alternativas, como una moto con sidecar.

El toque español tampoco falta en esta selección de coches de ensueño: los Mini, Beetle o Seiscientos son algunos de los modelos más apreciados entre los novios que optan por darle un toque vintage a su boda con una edición antigua o reeditada de los clásicos. Los descapotables, coches de caballos y calesas son otra opción muy elegante y entrañable para una boda 'a la española', cada vez más frecuente entre enlaces de toda la Península.

Fuente: coches.com

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más