Sorpréndela con un anillo de compromiso de esmeraldas

El zafiro y el diamante no son las únicas tendencias en joyería de este año

Los diamantes son para siempre. Los zafiros, la piedra de moda desde el compromiso entre Kate y Guillermo de Inglaterra. Sin embargo, estas dos no son las únicas piedras preciosas con las que puedes sorprender a tu pareja a la hora de hacerle la gran pregunta: el ‘sí quiero’ no depende nunca de la forma, el color o la pureza de la piedra que entregues; sin embargo, poner todo el mimo y el cariño del mundo a la hora de escoger el anillo perfecto, que encaje lo mismo con su dedo que con su forma de ser, es algo que ellas perciben y notan desde el mismo instante de la pedida de mano.

Una variante sorprendente del clásico anillo de compromiso es el coronado por esmeraldas: las piedras que fascinaron a la mismísima Cleopatra son dignas de una Reina, y aunque no estén ligadas a unas características físicas que las haga especialmente valiosas respecto a otras de mayor dureza, como el rubí o los mismos diamantes, pueden lucir igual de exquisitas a la hora de dar el gran paso, y marcar la diferencia respecto a cualquier anillo convencional.


Angelina Jolie en la gala de los Oscar 2009, con pendientes y anillo de esmeraldas colombianas.

La magia de esta piedra reside en el simbolismo que ha cargado a lo largo de la historia, y que la han relacionado con el amor, la esperanza o la eterna juventud, aunque tradicionalmente se la considera la piedra del mes de mayo según el calendario Gregoriano. Consejo para inexpertos: a la hora de dar con una piedra que ‘enamore’ busca siempre entre las que presenten facetas azuladas por encima de las amarillas, sin fisuras profundas, y asegúrate de que se trata de una esmeralda cien por cien natural, con escasos tratamientos sintéticos que la hagan parecer más brillante o transparente de lo que en realidad es.

Más sobre

Regístrate para comentar