Imagen 32/37
Los expertos analizan la nueva imagen de la princesa Leonor a través de sus peinados

Los expertos analizan la nueva imagen de la princesa Leonor a través de sus peinados

Este está siendo un año importante para la princesa Leonor. Doce meses muy significativos en los que ha ido dando pasos en su papel como heredera de la Corona. La muestra se vio en la reciente entrega de los Premios Princesa de Asturias, donde, ataviada con un vestido color azul pastel, habló por primera vez en la ceremonia que se celebra en el Teatro Campoamor de Oviedo. Y coincidiendo con este aumento de su presencia institucional, hemos podido ver cómo se está produciendo también un cambio en su imagen. Poco a poco, la Princesa, que hoy celebra su 14 cumpleaños, opta por looks en los que se anticipa ya a una nueva etapa. “Se nota claramente que se va haciendo mayor y ha entrado en la adolescencia, y aunque mantiene un cabello aún con un aire colegial, empieza a ser una melena más trabajada y menos aniñada”, nos cuenta el peluquero Eduardo Sánchez. Coincide con él el estilista Alex Sestelo, para quien “la princesa Leonor está dejando de ser niña y la adolescencia se asoma sutilmente en su look”. Ondas muy naturales Así, en sus últimas apariciones, hemos podido verla con “un cabello natural pero trabajado, luce ondas que no son unas ondas surferas, sino unas ondas realizadas con brushing que envuelven la punta del cabello y con un movimiento lateral que sofistica mucho, se ve claramente que está entrando en otra edad. Además, la raya a un lado también contribuye a dar un aire más sofisticado que si la tuviese al medio, que le daría un look más infantil”, añade el director de Maison Eduardo Sánchez. Caminando hacia la adolescencia Este cambio, sutil pero que marca una tendencia, parece convencer a los expertos. “Me encanta la melena tanto de la princesa Leonor como de su hermana, la infanta Sofía. Hay mucha gente que la tiene como referente en cuanto al tono del cabello, porque es el típico color rubio nórdico de las niñas, muy sano y cuidado. Cuando cumplen los 12 o 13, las niñas quieren llevar ondas, o incluso antes, ya en la Comunión. En su caso, es una onda natural, muy bonita, que les hace parecer más mayores. No les recomendaría una melena excesivamente larga, sino un largo medio, con la punta cuidada y onda suave”, nos cuenta María Baras, directora creativa del salón madrileño Cheska. VER NOTICIA >>

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie