Imagen 11/12
La economía caerá el 1,3 por ciento este año y el paro no bajará del 25 por ciento hasta 2016

La economía caerá el 1,3 por ciento este año y el paro no bajará del 25 por ciento hasta 2016

El Gobierno prevé que la economía caiga este año el 1,3 por ciento, frente al 0,5 por ciento inicialmente pronosticado, aunque mantiene que la recuperación llegará en 2014 con una subida del 0,5 por ciento, en tanto que la tasa de paro se mantendrá por encima del 25 por ciento hasta 2016. De acuerdo con la actualización de las previsiones macroeconómicas recogidas en el Programa de Estabilidad aprobado hoy por el Consejo de Ministros, la economía avanzará en 2015 el 0,9 por ciento y en 2016, el 1,3 por ciento. No obstante, se seguirá destruyendo empleo en 2013 y en 2014 (el 3,4 y el 0,4 por ciento, respectivamente), en tanto que en 2015 y 2016 crecerá ligeramente, el 0,3 y el 0,7 por ciento, respectivamente. De esta forma, la tasa de paro será del 27,1 por ciento en el 2013, nivel al que ya se ha llegado en el primer trimestre del año, mientras que en 2014 bajará al 26,7 por ciento y en 2015, al 25,8 por ciento, y no será hasta 2016 cuando caiga por debajo del 25 por ciento. Según ha explicado el ministro de Economía, Luis de Guindos, se trata de establecer un "escenario realista" para los próximos años, sobre la base de un peor contexto económico internacional y en línea con las revisiones de organismos como el Fondo Monetario Internacional o la Comisión Europea. No obstante, ha dicho que ese escenario es compatible con una moderación de la recesión a lo largo del año que culminará en el "relanzamiento de la actividad" a principios de 2014. La recuperación económica se sustentará en el sector exterior, ya que la demanda interna seguirá sin aportar crecimiento hasta 2016, puesto que el consumo de los hogares seguirá cayendo este año y estancado el próximo, en tanto que en 2015 crecerá cuatro décimas. El gasto de las administraciones públicas seguirá cayendo a tasas superiores al 3 por ciento durante todo el periodo, en línea con el proceso de reducción del déficit, en tanto que la inversión empresarial despegará en 2015 y crecerá con fuerza en 2016 (4,3 por ciento). La demanda externa aportará 2,4 puntos de crecimiento al PIB en 2013, una contribución positiva que irá disminuyendo en la medida en que se vaya recuperando la demanda interna, que tendrá como consecuencia un aumento progresivo de las importaciones. Las exportaciones mantendrá la fortaleza mostrada durante la crisis y llegarán a crecer el 7,1 por ciento en 2016. España registrará ya este año capacidad de financiación neta frente al resto del mundo (1,9 por ciento), gracias a la corrección del déficit por cuenta corriente. La deuda pública, que se elevará hasta el 91,4 por ciento este año, no dejará de crecer el todo el periodo y se situará en casi el cien por cien del Pib en el año 2016 (99,8 por ciento).

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie