Imagen 3/4
Irene Villa presenta su segunda novela, ‘Como el sol para las flores’

Irene Villa presenta su segunda novela, ‘Como el sol para las flores’

Irene Villa acaba de publicar su segunda novela, una historia que habla de optimismo, que comenzó a escribir durante el embarazo de su segundo hijo, Pablo Gael, que nació hace cinco meses. La historia transcurre en una casa de acogida y una imaginada Fundación Rainbow, y reconoce que en este libro hay mucho de ella y de su familia. "Yo no soy escritora. No soy Ángeles Caso, ni Julia Navarro, ni Arturo Pérez-Reverte... no. Soy transmisora de mensajes, de mensajes siempre optimistas, de sentimientos", afirma en una entrevista con Efe. Según se encarga de destacar en la solapa del libro la escritora Rosa Montero, Irene se planteó escribir esta novela después de visitar en Palma de Mallorca la Fundación Nazaret, dedicada desde hace más de ochenta años a cuidar de chavales abandonados. "Fui a dar una charla sobre herramientas para superar la realidad, y salí más sorprendida y más llena de lo que yo iba a darles: esperanza. Allí vi cómo chavales procedentes de entornos duros encontraban amor, educación, cariño, atenciones, horarios, disciplina... Y hacían de ellos niños nuevos". De ahí el título del libro, sacado de una cita de Concepción Arenal. "El amor es para el niño -decía- como el sol para las flores; no le basta pan, necesita caricias para ser bueno y ser fuerte". Además, Irene Villa tiene una teoría sobre la sonrisa y el dolor. "La sonrisa hace que el dolor sea más llevadero, que las dificultades no sean tales y que se arregle todo antes. Si tú sonríes, la vida te sonríe". Y ella sabe de lo que habla…