Imagen 12/32
Feliz y radiante, Carolina de Mónaco reaparece tras ser abuela

Feliz y radiante, Carolina de Mónaco reaparece tras ser abuela

La familia Grimaldi ha vuelto a inaugurar el calendario social y festivo del Principado con el Baile de la Rosa, la celebración que abre las puertas a la primavera y que, año tras año, rinde homenaje a la memoria de la princesa Gracia recaudando fondos para su fundación. Tras la 'Movida Madrileña', la gala 'Rock & Rosa', las noches de Marruecos y 'Living in London', llegó la hora de 'La Belle Epoque' con sus plumas, flecos, pailletes, sombreros, collares infinitos, pedrería... La princesa Carolina, presidenta de la Fundación Princesa Gracia, así lo decidió cuando, llegado el momento de elegir una nueva temática para la tradicional cita en la sala de las estrellas del Sporting Montecarlo, quiso contar con la colaboración de su amigo, el diseñador alemán Karl Lagerfeld, para que la convirtiera por unas horas en un gran casino en el que no faltaron las ruletas, los juegos de cartas, las fichas y, lo más importante, numerosos 'jugadores' de excepción que acompañaron a la familia Grimaldi en esta fecha tan señalada, como las modelos Cara Delevingne y Natalia Vodianova, que acudió con su marido Antoine Arnault, heredero del imperio LVHM (que engloba marcas como Louis Vuitton, Möet Chandon, DKNY, Givenchy, Gucci o Loewe), el pintor y escultor colombiano Fernando Botero, o la cantante de Burundi Khadja Nin. VER NOTICIA >>