Imagen 1/10
Las famosas 'barriguitas' cumplen 43 años

Las famosas 'barriguitas' cumplen 43 años

La Barriguitas cumple 43 años fiel a unos principios que han vuelto a quedar patentes hoy en Madrid en una congregación de fans de la célebre muñeca de Famosa, embajadora de la diversidad, la pedagogía y la ternura, características que le han granjeado una enemiga acérrima: la escultural muñeca Barbie. "No es compatible ser fan de Barriguitas y la Barbie. Las que coleccionamos Barriguitas la llamamos la muñeca anoréxica. Barbie es americana y esta es española, gordita y rechonchita", explica una coleccionista que, ya de adulta, ha cumplido su sueño de tener todas las muñecas que sus padres no le podían comprar de niña. Efectivamente, la Barbie promocionaba no exenta de polémicas una mujer de cintura de avispa y pechos turgentes, así como una vida zángana en las playas de Malibú al lado del no menos escultural Ken (del que acabaría "divorciándose"). La Barriguitas, en cambio, siempre ha apostado por los valores familiares y de respeto más cercanos a la infancia que a la adolescencia. "Es una ternura poder bañarles, peinarles y hacerles vestidos. Es una droguita que tenemos las mujeres", explicaba otra coleccionista de avanzada edad, que se enamoró de las muñecas ya de adulta, cuando se las compraba a sus hijas y ahora su nieta de cuatro años "se sube a lo alto de la estantería para poder jugar con ellas". Y aunque en Famosa hicieron en 2007 un estudio para renovar la imagen de la muñeca, este "lifting" no ha afectado a su figura, sino a que ya pueden, por fin, ponerse de pie porque sus piernas han dejado de ser zambas. "No se valora el aspecto físico como elemento de valor femenino", es el eslogan de los fabricantes. "Son más manejables y son muy parecidas a un bebé y eso es lo que más les llama la atención a los niños", decían dos madres, que confesaban que no tenían muy claro si habían ido al encuentro de fans por sus hijas o ellas mismas. "Lo sé todo sobre las Barriguitas. Me lo he estudiado para venir, fueron creadas en 1969", reconocía emocionada una de ellas. Barbie había nacido diez años antes en la época de las pin-up en el cine de Hollywood, mientras la Barriguitas lo hacía en una España desarrollista, como una de las líderes de esas "muñecas de Famosa" que "se dirigen al portal" en una "Navidad jubilosa". A casi dos meses de estas fiestas, las Barriguitas han hecho una parada exclusiva para sus fans en el invernadero de la estación de Atocha, donde se han juntado las piezas de coleccionista de todas las épocas con una edición especial que sigue el proyecto pedagógico que Famosa hila cada vez que crea una nueva colección. Una nueva manera "juguetona" de educar que conecta con aquella línea que introdujo de "Barriguitas del Mundo" en los ochenta a la infancia española la multiculturalidad. "En aquella época, en España empezó a aparecer gente extranjera y sacamos las Barriguitas negritas, las asiáticas... Queríamos enseñar sus valores", explica a Efe el director de mercadotecnia de Famosa, Jesús Ballesteros. Hoy, y sin que sirva de precedente para evitar las comparaciones con Barbie, las Barriguitas han hecho un desfile de modelos para mostrar las mejores piezas de las coleccionistas presentes (desde la Barriguitas esquimal a la cocinera) y esta nueva generación con vestidos de época bajo el nombre de "Historia del vestido". "Todo el equipo de desarrollo de Famosa ha estado trabajando, inspirándose en películas. La de la Antigua Roma se ha basado en la Angelina Jolie de la película 'Cleopatra' o la de los años cincuenta en el famoso vestido de Marilyn Monroe en 'La tentación vive arriba'", ha añadido Ballesteros. La época medieval como si fuera la mismísima Sophia Loren en la piel de Doña Jimena en "El Cid", las Barriguitas dieciochescas basadas en Mozart y Maria Antonieta, y ya el siglo XX con "La Regenta" como inspiración, completan el recorrido histórico-lúdico de la muñeca.