Imagen 21/30
Los nervios del directo jugaron una mala pasada a David Bustamante y Yana Olina

Los nervios del directo jugaron una mala pasada a David Bustamante y Yana Olina

David Bustamante y Yana Olina se enfrentaban a su coreografía más difícil. Tenían que interpretar The time of my life, el baile final de Dirty Dancing y, aunque no ejecutaron el salto como ellos esperaban, conquistaron al jurado y al público de Bailando con las estrellas, de Televisión Española. “En el ensayo salió. Son gajes del momento, pero no pasa nada. El ritmo y la sensualidad han estado muy bien”, dijo Moira Chapman. Isabel Pérez, por su parte, manifestó que Bustamante había demostrado ser “un artista de raza” y haber “clavado” un baile que no era para nada “sencillo”. Joaquín Cortés aplaudió la seguridad del cantante sobre el escenario y tan solo le aconsejó poner un poco más de atención en los movimientos de sus manos, “que estaban un poco perdidas”. Una valoración a la que Bustamante encontró el punto simpático diciendo: “Las manos siguen siendo de albañil, y a mucha honra”. VER NOTICIA >>