Imagen 2/30
¿Recordaremos 2019 como el año en que Zara apostó (de verdad) por la diversidad?

¿Recordaremos 2019 como el año en que Zara apostó (de verdad) por la diversidad?

Es una decisión casi obligada desde hace algunas temporadas, contar con modelos de distintas tallas, rasgos y etnias. Multiplicar las ventas y, sobre todo,hacer la moda más real e inclusiva son las razones principales de que firmas tanto de lujo como de mass maket se sumen a esta gran (y necesaria) tendencia. O incluso nazcan a partir de ella, como sucedió con la firma de lencería de Rihanna, Savage x Fenty, cuyo desfile incluyó maniquís con las medidas habituales en pasarela (como Gigi Hadid), pero también modelos bajitas, plus size o embarazadas. Cuando incluso casas como Victoria's Secret, que lleva décadas defendiendo el imposible canon de la ultraperfección, contratan modelos curvy, está claro que la industria está cambiando. La confirmación de que este movimiento también se ha abrazado por las marcas de nuestro país no podía llegar de otro lugar que desde Arteixo: Zara ha multiplicado la diversidad en sus últimos catálogos. VER NOTICIA >>