Imagen 10/29
Juntos… ¡y muy bien revueltos!

Juntos… ¡y muy bien revueltos!

Los revueltos se convierten en una de las soluciones más prácticas y, podríamos decir, más ‘efectistas’ a la hora de elaborar un menú. Y es que, en la mayoría de los casos, con muy poco tiempo y de manera muy sencilla, podemos obtener un plato realmente delicioso. El único secreto: batir bien los huevos y añadirles un chorrito de leche para que queden bien esponjosos. Y a partir de ahí, echar a volar la imaginación con el resto de los ingredientes, en función de los gustos personales. VER NOTICIA >>

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie