Imagen 1/24
S.O.S: ¡Ya no me gusta mi traje de novia!

S.O.S: ¡Ya no me gusta mi traje de novia!

No todas las novias se arrepienten del diseño elegido para su vestido nupcial pero, cuando sucede, darse cuenta en el último momento, hace de esta experiencia toda una fuente de estrés para la novia que acaba de dejarse una parte importante de su dinero en esa prenda. Antes esta situación, ¿qué podemos hacer? Lo primero y antes de descartarlo por completo, es hacer varias pruebas con diferentes complementos, peinados y maquillajes. Si con todo esto todavía no estás convencida, hay otras soluciones de última hora que pueden salvarte de este dolor de cabeza. Te las contamos. VER NOTICIA >>