Imagen 22/39
El juicio contra Kevin Spacey da un inesperado giro

El juicio contra Kevin Spacey da un inesperado giro

Kevin Spacey acaba de poner fin a una dura batalla legal, concretamente la que estaba librando a causa de una denuncia interpuesta por un supuesto caso de agresión sexual a un joven en Massachusetts. La Fiscalia de Nantucket, encargada del caso, ha desestimado los cargos porque el denunciante se ha negado a declarar para resolver las dudas que giran en torno al teléfono móvil que uso aquella noche. La supuesta víctima aseguró haber perdido el dispositivo durante las audiencias del juicio y la defensa del artista ha alegado que el teléfono es, precisamente, una prueba clave para demostrar la inocencia del acusado. VER NOTICIA >>