Imagen 5/28
La Duquesa de Cornualles sopla las velas por su cumpleaños en pleno día de trabajo

La Duquesa de Cornualles sopla las velas por su cumpleaños en pleno día de trabajo

Ayer la Duquesa de Cornualles pasó un cumpleaños muy dulce, y eso que tiene unos cuantos con los que comparar. Cumplía 71 años y, aunque no pudo tomarse libre este 17 de julio para celebrarlo con los suyos en la intimidad como en alguna otra ocasión, la agenda oficial le deparaba un día para recordar. La duquesa Camilla, tan elegante como la Duquesa de Sussex con la prenda británica por excelencia, acompañaba al príncipe Carlos en una nueva visita a las británicas islas Sorlingas, pero todas aquellas misteriosas miradas y todas aquellas sonrisas de complicidad de los que esperaban a la pareja real en Saint Mary’s tenían como única destinataria a la protagonista de la gran fecha. A su llegada inauguraron un muelle recientemente rediseñado y una vez se encontraron estables en tierra firme llegaron las sorpresas. Una de las que más le podría gustar a la Duquesa de Cornualles era precisamente la tarta de cumpleaños de zanahoria con la que un nuevo restaurante del puerto la obsequió. El pastel, decorado con auténticas zanahorias y las palabras Feliz cumpleaños escritas con glaseado de chocolate, habrá sido sin duda una delicia (literal) para la Duquesa. No en vano, a principios de mes, el príncipe Carlos reveló que su esposa tiene un paladar goloso, durante un compromiso en Gales en la tienda Natural Weigh en la ciudad de Crickhowell. Cuando los empleados de la tienda le ofrecieron al Príncipe algunos chocolates, rechazó la invitación haciendo alarde de su sentido del humor y de la pasión de su mujer por el dulce: “Es mi querida esposa a la que le gusta el chocolate”.