Imagen 22/28
El español Javier Arroyo recibe el premio 'Eisenhower Fellow' que otorga el Congreso de EE.UU

El español Javier Arroyo recibe el premio 'Eisenhower Fellow' que otorga el Congreso de EE.UU

El congreso de Estados Unidos, a través de la Fundación Eisenhower, se encarga cada año de buscar hombres y mujeres preparados para asumir puestos de gran influencia y que hayan conseguido grandes logros a nivel mundial. En esta última edición el emprendedor español, Javier Arroyo, ha sido seleccionado entre miles de candidatos por su trabajo como cofundador de Smartick; un método de aprendizaje online de matemáticas para niños entre 4 y 14 años. Cuenta con resultados extraordinarios, -ocho de cada diez alumnos han mejorado su nota y un 94% ha incrementado su capacidad de cálculo, lógica y resolución de problemas-, el secreto está en su sistema de inteligencia artificial que identifica automáticamente el nivel de cada niño y adapta los ejercicios a su nivel y necesidades de aprendizaje. En apenas seis años, este método de enseñanza ha pasado ya por 32.000 niños de más de 100 países y cuenta, desde 2016, con una sede en Boston. El general Colin Powell ha sido el encargado de entregar a Arroyo esta distinción internacional que se creó en 1953 en memoria del presidente Eisenhower por su contribución a la humanidad como estadista y líder mundial. En sus 64 años de historia, se ha premiado a grandes nombres como Gerald Ford, George H. W. Bush o a los secretarios de Estado Colin Powell, Henry Kissinger y George Shultz, entre otros. Los españoles Javier Cremades, presidente de Cremades-Calvo Sotelo, Alfonso Vergara, presidente de la Fundación Metrópoli y Andrés Torrubia, gurú mundial de inteligencia artificial, eran los únicos españoles que sustentaban este premio, a los que ahora se suma Javier Arroyo.