Imagen 20/39
Anne Igartiburu, orgullosa de su marido, Pablo Heras-Casado, tras su éxito en el Teatro Real

Anne Igartiburu, orgullosa de su marido, Pablo Heras-Casado, tras su éxito en el Teatro Real

Fue una gran noche y quienes estuvieron en el patio de butacas lo demostraron con sus prolongados aplausos. Pablo Heras-Casado recibió una intensa y apasionada ovación en el Teatro Real, tras su actuación en la dirección de El oro del Rin, ópera prólogo de la tetralogía de El Anillo del Nibelungo, compuesta por Richard Wagner, que se representará en el recinto madrileño durante cuatro temporadas. Los gritos de "¡bravo!” se escucharon mientras se cerraba el telón tras dos horas y media de espectáculo, que ha provocado emociones contradictorias en lo que se refiere a la escenografía firmada por Robert Carsen –fue concebida como una distropía apocalíptica con una catástrofe ambiental añadida-. VER NOTICIA >>