Imagen 4/41
Los gemelos Phelps (Fred y George Weasley) inauguran la exposición de Harry Potter en Madrid

Los gemelos Phelps (Fred y George Weasley) inauguran la exposición de Harry Potter en Madrid

El universo mágico creado por J.K. Rowling aterriza Madrid para instalarse, a partir de este sábado 18 de noviembre y hasta el 2 de abril del próximo año, en el pabellón 1 de IFEMA con Harry Potter: The Exhibition. Los actores Oliver y James Phelps, que dieron vida a los gemelos Weasley en la gran pantalla, han inaugurado la exposición y han recordado sus mejores momentos en el rodaje de las ocho entregas de la franquicia cinematográfica. "La exposición es un camino a través de nuestros recuerdos", afirma James Phelps, que confiesa que le hubiera encantado llevarse su varita a casa. "Cada objeto de la exposición me recuerda a un momento de las películas, como el libro de firmas del ejército de Dumbledore", añade el actor británico en una entrevista concedida a Europa Press. Desde su estreno mundial en Chicago, más de 4 millones de personas han revivido las escenas más icónicas de la saga, a través de esta exposición que llega después de dos años de trabajo de Warner Bros y Global Experience Specialists (GES). "Lo mejor de la exposición es que se adapta a cada una de las ciudades para que la experiencia sea lo más especial posible", explica Robin Stapley, vicepresidente de diseño de GES. En concreto, la exhibición de Madrid es una de las más grandes. "Hemos podido traer la totalidad de las piezas", añade. Asimismo, la exposición española tiene temática navideña, por lo que no pueden faltar en los pasillos de Hogwarts los adornos de esta época festiva. Precisamente el baile de Navidad de la cuarta entrega de la saga, El cáliz de fuego, es la escena preferida de los gemelos Phelps, que tuvieron que aprender a bailar para la ocasión. "Aunque tardamos una semana en rodarla, estuvimos las dos semanas anteriores aprendiendo los pasos básicos", revela entre risas Oliver. Para deleite de los fans, algunos escenarios son interactivos, como la sala de Quidditch, donde los visitantes pueden poner a prueba su puntería lanzando una quaffle. "Lo mejor de la saga es que hay personajes muy diversos, por lo que cualquier persona de cualquier edad puede identificarse con alguno de ellos", afirma James Phelps.