Imagen 27/38
Debut plácido de Nadal y descalabro de Verdasco por un corte de digestión

Debut plácido de Nadal y descalabro de Verdasco por un corte de digestión

La primera ronda del Abierto de Australia deparó un plácido debut para Rafael Nadal, buenas sensaciones para Nicolás Almagro y mala fortuna para Fernando Verdasco, que desperdició una ventaja de dos sets frente al joven ídolo local Bernard Tomic tras sufrir dolores estomacales. Nadal cumplió el guión establecido y se impuso con suma facilidad al estadounidense Alex Kuznetsov, un rival que venía de la fase previa y que solo cuenta en su carrera con un partido ganado en un Grand Slam. Nadal ganó por 6-4, 6-1 y 6-1 en 1 hora y 46 minutos. El número 2 del mundo solo encontró resistencia en la primera manga, ya que a partir de la segunda desarboló por completo a su rival en la pista y ofreció buenas sensaciones tanto al servicio -9 saques directos-, como en la agresividad de su juego -42 golpes ganadores-. Su siguiente compromiso será ante el veterano jugador alemán Tommy Haas, de 33 años y que ocupa en la actualidad el puesto 190 de la ATP, al que ha derrotado en los cuatro enfrentamientos anteriores. La gran decepción de la jornada la protagonizó Fernando Verdasco, quien dejó escapar un partido que tenía totalmente encarrilado tras ganar los dos primeros sets, al sufrir, debido al calor, un corte de digestión que le afectó en la tercera y cuarta manga del partido. "A finales del segundo set comencé a notar dolores en el estómago, como un corte de digestión. Me encontraba mal en la pista, en algunos momentos con ganas de vomitar, y no me podía mover bien, me sentía muy pesado. En el quinto set me he vuelto a encontrar bien, pero él ha cogido mucha confianza y no he podido ganar", señaló el madrileño a la conclusión del partido. En el duelo español de la primera ronda el triunfo fue para Pere Riba, tras superar en un disputado partido a Albert Montañés por 7-6(2), 2-6, 6-4 y 7-6(5), lo que le permite igualar la segunda ronda que logró el pasado año en su primera participación en Melbourne. Se enfrentará ahora al alemán Philipp Kohlschreiber. Feliciano López también sacó adelante su partido tras imponerse al argentino Leo Mayer por 7-6(5), 6-3 y 7-6(2), después de 3 horas y 18 minutos de un partido, en el que el jugador toledano hizo valer su mayor experiencia en los momentos decisivos. Por el contrario, Albert Ramos cayó eliminado frente al séptimo favorito del torneo, el checo Tomas Berdych, quien finalmente se impuso por 7-5, 4-6, 6-2 y 6-3. El barcelonés, que disputaba el primer partido de su carrera en el Abierto de Australia, no se arrugó en ningún momento, a pesar del complicado rival que le había tocado en primera ronda, y vendió muy cara su derrota.