Imagen 8/40
El Papa Francisco recibe un sorprendente regalo a juego con él

El Papa Francisco recibe un sorprendente regalo a juego con él

El Papa Francisco ha recibido un regalo que casa muy bien con él. La marca de coches Lamborghini ha donado al Vaticano una edición especial del modelo Huracán de lo más personalizado, porque tiene los mismos colores que lleva el pontífice: blanco y dorado. El Papa ha bendecido y firmado este obsequio del lujoso fabricante de coches en la plaza de San Pedro, que casi nada se parece a su actual medio de transporte, el famoso papamóvil, en el que siempre va para saludar a los feligreses. En este caso, el Papa Francisco decidió subastar el regalo y destinar el dinero recaudado a apoyar la organización Ayuda a la Iglesia que Sufre, cuya obra está centrada en auxiliar a comunidades cristianas que huyeron del vale de Nínive tras la llegada de las milicias del Estado Islámico. El Papa acostumbra a recibir regalos de muy distinta índole cada vez que recibe alguna visita. El año pasado, el actor Richard Gere llevó una Khata que el propio Dalái Lama -amigo del actor- le entregó para que se la hiciera llegar al Papa Francisco. Esta bufanda blanca de seda iba acompañada de un mensaje del líder espiritual del lamaísmo o budismo tibetano: "Todas las bendiciones del pueblo budista para el Papa. En su visita a la Ciudad del Vaticano el pasado mes de mayo, Donald Trump obsequió al Papa con una gran caja azul que contenía todos los libros escritos por Martin Luther King.