Imagen 7/11
Kim Kardashian o cuando un vestido flúor hace magia

Kim Kardashian o cuando un vestido flúor hace magia

Es innegable que Kim Kardashian es una de las celebrities más mediáticas y seguidas del momento, y lo cierto es que con cada aparición pública continúa generando miles de reacciones que le ayudan a conservar esa popularidad. La empresaria ha creado junto a sus hermanas un estilo muy marcado que ha logrado establecer un antes y un después en el mundo de la moda. Kim ha hecho de sus curvas su mejor seña de identidad, y sabe perfectamente cómo potenciarlas mediante sus looks. En su vestidor tienen especial relevancia los vestidos ceñidos, faldas de tubo, camisetas de tirantes y leggins, con los que reinterpreta las tendencias de la temporada a su manera para ir a la última sin renunciar a su esencia. Otro de sus rasgos físicos más reconocibles -además de la melena XXL a la que a veces traiciona a golpe de tijera pero que siempre recupera tarde o temprano- es su piel atezada. La socialité californiana adora conservar un impecable tono moreno durante todo el año, para lo que toma el sol siempre que le es posible, se hidrata constantemente y recurre a los autobronceadores, tal y como ha confesado en más de una ocasión. Sin embargo, Kim también potencia su bronceado a través de la moda -tal y como hace Chiara Ferragni-, y, aunque su color preferido a la hora de vestir es el negro, sus últimos estilismos nos han descubierto que es capaz de dejarlo a un lado para aplicar un truco infalible. VER NOTICIA >>