Imagen 29/29
Las joyas de Liz Taylor deslumbran en una millonaria subasta en Nueva York

Las joyas de Liz Taylor deslumbran en una millonaria subasta en Nueva York

Nadie como ella supo lucir las joyas fabulosas que los hombres de su vida regalaron a Elizabeth Taylor, una espectacular colección de piedras preciosas que deslumbró hoy durante una millonaria subasta en Nueva York en la que volvió a quedar patente por qué era una de las grandes divas de Hollywood. La expectación en torno a las joyas era tal que Christie's sólo permitió el acceso a la "zona noble" de su sede neoyorquina a quien abriera una línea de crédito de 76.000 euros. No fue para menos ya que cuatro horas después los ochenta lotes alcanzaron casi los 89 millones de euros, lejos de los 23 millones de euros que habían calculado. La estrella indiscutible fue una impresionante perla conocida como "La Peregrina", uno de los numerosos obsequios del amor de su vida, Richard Burton, que se vendió en la primera mitad de la velada por 9 millones de euros, un nuevo récord mundial de venta de una piedra preciosa durante una subasta. "La Peregrina", montada en un collar de otras perlas, rubíes y diamantes y que Christie's había valorado en hasta 2,6 millones de euros, hizo sombra a otra de las sortijas que más interés habían despertado, un solitario con un diamante de 33 quilates adjudicado finalmente en 6,7 millones de euros. "Es difícil escoger una de las piezas, pero una de las más especiales es este anillo de diamantes que fue regalo de su gran amor, Richard Burton, y que Elizabeth Taylor llevaba casi cada día", aseguró a Efe la máxima responsable de la venta, Heather Barnhart, antes de la subasta. Otras "joyas" de la noche fueron una tiara vendida en 3,2 millones de euros, un anillo de diamantes de color cognac, también regalo de Burton a la diva, por 1,7 millones, y unos pendientes de perlas naturales y diamantes, valorados en hasta 460.000 euros y subastados en un millón y medio de euros. La puja continuará hoy con la colección de ropa, "toda una historia de la moda en el siglo XX", en la que destacan llamativos vestidos estampados de Pucci de los sesenta, chaquetas con pedrería de Versace de los ochenta y varias piezas de Christian Dior, "la verdadera piedra angular del armario" de la actriz.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie