Imagen 10/30
Los príncipes Akishino y Kiko de Japón, unos padres orgullosos de su hijo, el príncipe Hisahito

Los príncipes Akishino y Kiko de Japón, unos padres orgullosos de su hijo, el príncipe Hisahito

Acompañado por sus padres, los príncipes Akishino y Kiko, el príncipe Hisahito de Japón vivió con mucha emoción su graduación en la escuela infantil. En una ceremonia que tuvo lugar en la Universidad de Ochanomizu, en Tokyo, el pequeño, de seis años de edad, recibió no sólo su diploma sino el abrazo y la felicitación de sus orgullosos padres. En octubre de 2012, el Gobierno japonés revisó las leyes de la Familia Imperial y recomendó realizar algunos cambios, que favorecerían a las mujeres. Con dichas reformas, las princesas japonesas podrían mantener sus títulos, estilo de vida y estatus tras su matrimonio con hombres que no pertenezcan a la realeza, y las familias que formaran también pasarían a ser de la Casa Imperial. Hasta el momento, cuando se daba este caso, las princesas perdían automáticamente sus títulos y privilegios y dejaban de ser miembros de la Familia Imperial. En la actualidad, las mujeres no pueden ser herederas al milenario Trono del Crisantemo, por lo que, si no hay ninguna reforma en el futuro en la ley de sucesión, la princesa Aiko, hija del heredero Naruhito, no sucedería a su padre, sino que sería el único varón de su generación quien lo haría, en este caso, su primo el príncipe Hisahito.