Imagen 38/42
Harry se reunió a solas con su abuela, la reina Isabel, antes de la cumbre familiar en Sandringham

Harry se reunió a solas con su abuela, la reina Isabel, antes de la cumbre familiar en Sandringham

El objetivo era tratar de dar solución a la crisis que se produjo tras el anuncio de los Duques de Sussex de tomar un nuevo camino, y se logró. La cumbre familiar de los Windsor en Sandringham derivó en un comunicado sin precedentes de la reina Isabel II, así lo aseguran los analistas, en el que manifestaba su apoyo a la decisión de la pareja, anunciando un período de transición para concretar algunas de las cuestiones que quedan en el aire (por ejemplo, su estatus de Alteza Real o su lugar de residencia). Se van conociendo más detalles del clima en el que se desarrolló este cónclave familiar, que comenzó, tal y como cuentan algunas fuentes cercanas al Daily Mail, con un encuentro en solitario del príncipe Harry con su abuela. El hijo del príncipe Carlos llegó unas tres horas antes de la hora fijada para mantener una conversación con la Reina y exponer su punto de vista, tal y como señalan las citadas fuentes. Tras esta primera toma de contacto, se reunió la familia al completo, excepto el Duque de Edimburgo, en una reunión que se prolongó durante dos horas. La conversación se desarrolló de “manera tranquila” y fue después cuando la Reina emitió el citado comunicado, afirmando que acepta la decisión de la pareja. Parece que Meghan no participó vía telefónica puesto que, como han señalado fuentes oficiales de palacio, no se sabía con seguridad si la conversación iba a ser escuchada por terceras personas. Dada la confidencialidad que se quería mantener, se evitó este riesgo. Parece que uno de los puntos más espinosos es el tema de la independencia económica del matrimonio. El príncipe Carlos habría advertido a su hijo que no cuenta con recursos ilimitados para sufragar su nueva vida, mientras que otras fuentes apuntan que uno de los temores del hijo de Isabel II es que su hijo confíe en pagar sus facturas utilizando los fondos del Ducado de Cornwall. La Reina habría puesto de manifiesto que encontrar una solución viable a este asunto es “complejo”, por lo que es una de las cuestiones que hay que estudiar a fondo en este período de transición. VER NOTICIA >>