Imagen 17/34
El rey de Bután se casa con una sencilla ceremonia sin invitados reales extranjeros

El rey de Bután se casa con una sencilla ceremonia sin invitados reales extranjeros

Miles de butaneses salieron a las calles de la Punakha para no perderse los esponsales de su rey, Jigme Khesar Wangchuk, con la plebeya Jetsun Pema, que comenzaron el jueves por la mañana. La ceremonia, transmitida por el canal oficial butanés BBS, comenzó a las 4.00 de la mañana (22.00 GMT de ayer) con cánticos budistas en esa localidad fortificada, situada a unos 70 kilómetros de la capital, Thimpu, y bajo un intenso frío. Miles de personas, vestidas con la tradicional túnica de color, se quedaron fuera del templo. Algunos monjes cantaban y otros tocaban tambores y timbales. El rey, de 31 años, salió cuatro horas más tarde de su palacio y emprendió el camino hacia el monasterio de Punakha acompañado del primer ministro, Jigmi Thinley, y del jefe de la Policía. Poco después, Jetsun Pema, de 21 años, llegó al monasterio en el seno de una procesión de unas 100 personas que tocaban tambores y cantaban himnos encabezada por un caballo blanco, y allí encendió una lámpara dorada. VER NOTICIA >>

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie