Imagen 7/31
Ana Boyer se derrite viendo a su hijo Miguel

Ana Boyer se derrite viendo a su hijo Miguel

Ni mirando al mar, ni a la montaña, las mejores vistas para Ana Boyer durante este verano son los ojos de su hijo, Miguel, que el próximo día 26 de agosto cumplirá cinco meses. Doha, Londres, Holanda, España, da igual el destino, Ana se mueve con su bebé a todas partes. A pesar de su corta edad, el pequeño ha hecho del avión su segunda casa y, desde que nació, ha acompañado a sus padres alrededor del mundo. Junto a Ana se ha convertido en el mejor talismán de su padre Fernando Verdasco y no es extraño verle acompañando al tenista en los campeonatos. VER NOTICIA >>