Imagen 9/11
Bodegas y famosos, ¿capricho, pasión, producto de 'márketing'o negocio?

Bodegas y famosos, ¿capricho, pasión, producto de 'márketing'o negocio?

Cantantes, actores, cineastas, diseñadores, deportistas, empresarios, periodistas y toreros participan en diferentes proyectos vitivinícolas, movidos por la pasión, búsqueda de prestigio, capricho o negocio, aunque no siempre su presencia en la bodega ha sido garantía de éxito en el mercado. En España, tienen intereses en bodegas Gerard Depardieu, Andrés Iniesta, Antonio Banderas, Rafael Moneo, Fran Rivera, Imanol Arias, Carlos Sáinz, José Luis Cuerda o Roberto Verino, aunque el tándem famosos+vino es un fenómeno que traspasa fronteras, como muestran los casos de Ford Coppola, Messi, Angelina Jolie o Brad Pitt. En algún caso, los famosos han dado visibilidad a la bodega. En otros, su participación no ayuda a las compañías en su esfuerzo por vincularse a calidad y a profesionalidad; a veces han dado una imagen "frívola" o han eclipsado al producto e, incluso, han fomentado los prejuicios entre algunos consumidores, que creen que pueden ser caldos inaccesibles o productos "de márketing".