Imagen 22/31
Una experiencia insólita: sumergirse en un cenote

Una experiencia insólita: sumergirse en un cenote

La península de Yucatán, al sureste de México, atesora infinidad de ríos subterráneos que afloran a la superficie a través de los cenotes, unos ojos de agua que se exploran en emocionantes inmersiones. Los suelos calizos de la península de Yucatán están horadados, cual queso gruyer, por un laberinto de galerías y túneles por los que discurren auténticos ríos subterráneos, formados por la filtración del agua de lluvia, que afloran a la superficie a través de los cenotes, una especie de pozos naturales, prácticamente únicos en el mundo, que sirven de ventana y de puerta de acceso a estos territorios sumergidos. VER NOTICIA >>