Imagen 9/33
Sophie Turner se despide de 'Juego de Tronos' entre lágrimas

Sophie Turner se despide de 'Juego de Tronos' entre lágrimas

Ya es oficial. El rodaje de la octava temporada de Juego de Tronos ha terminado y mientras los fans intentan aguantar las ganas de verla, el elenco de la ficción se despide de la serie tras siete años. Después del polémico adiós de Maisie Williams, llega el turno de Sophie Turner. La actriz que da vida a Sansa Star ha confesado que el dejar Juego de Tronos es como “una muerte en mi propia familia”. Así lo ha asegurado en declaraciones a Digital Spy, donde asegura que se siente muy “rara” sabiendo que la serie basada en el fantástico mundo creado por George R. R. Martin llega a su fin. “Creo que divorciarme de mi personaje es lo más duro para mí, porque toda mi adolescencia ha transcurrido alrededor de Sansa Stark. A veces, ambos mundos se mezclan. Así que dejarla atrás es como abandonar una parte muy importante de mi desarrollo como persona”. Además, Sophie ha revelado que no solo ella, sino todo el reparto de Juego de Tronos terminó con lágrimas en los ojos tras el final del rodaje. Por su parte, Kit Harington también ha dicho unas bonitas palabras sobre su paso por la serie: "ha sido un viaje increíble", asegura el intérprete que se pone en la piel de Jon Snow. "Se lo dije en mi discurso de despedida, que siempre ha sido mucho más que un trabajo. Ellos eran mi familia y mi vida. He disfrutado cada minuto", contó el actor, quien confesó haber tenido una última semana "muy emotiva pensando en que se había acabado".