Imagen 24/35
La Princesa Charlene, una turista más por las calles de Portofino

La Princesa Charlene, una turista más por las calles de Portofino

Desefandada, con ropa informal, risueña... La Princesa Charlene está disfrutando de unos días en Portofino en los que la hemos visto paseando y haciendo algunas compras. Como si se tratara de una turista más, la mujer de Alberto de Mónaco escogió para esta jornada un cómodo estilismo en el que combinó un vestido largo de color crema, unas sandalias planas en tonos plateados, gafas de sol y maxibolso. Son muy pocas las ocasiones en las que podemos ver a las princesas fuera de protocolo y lejos de los viajes oficiales, las recepciones y audiencias... Por eso, Charlene se mostró en todo momento de lo más natural y divertida disfrutando del buen tiempo de la comuna italiana.