Imagen 28/34
Piden levantar los cargos criminales contra la emisora australiana que gastó la broma sobre la Duquesa de Cambridge que acabó en tragedia

Piden levantar los cargos criminales contra la emisora australiana que gastó la broma sobre la Duquesa de Cambridge que acabó en tragedia

Scotland Yard pidió a la Policía australiana que considere levantar cargos criminales contra la emisora 2DayFM y dos de sus locutores por la broma telefónica sobre la Duquesa de Cambridge, que acabó con el suicidio de una enfermera en el Reino Unido, según han informado medios locales. Mel Greig y Michael Christian llamaron en diciembre pasado al hospital King Edward VII de Londres haciéndose pasar por la reina Isabel II y el príncipe Carlos para conseguir información sobre el embarazo de Catherine, esposa del príncipe Guillermo. La llamada fue atendida por la enfermera Jacinta Saldanha, que transfirió la comunicación a otra compañera, quien dio detalles del estado de salud de Catalina a los locutores. Scotland Yard envió esta semana los detalles de su investigación sobre el caso a la Policía australiana y del estado de Nueva Gales del Sur para que analice si los dos locutores violaron la ley del país oceánico, según la cadena local ABC. Ambos cuerpos policiales australianos están considerando la petición, según una portavoz policial. La Fiscalía británica no ha levantado cargos contra los dos locutores australianos al no encontrar pruebas de un posible homicidio involuntario y considerar que no es de interés público acusarlos de delitos menores. Christian retornó en febrero pasado a su puesto de locutor que había abandonado tras el suceso mientras que Greig continúa de baja laboral. Esta semana, Greig presentó una queja ante la Comisión de Empleo Justo de Australia contra el grupo mediático Southern Cross Austereo, propietario de la emisora 2DayFM, por no haberle brindado un ambiente laboral seguro tras el incidente.