Imagen 1/32
El forense concluye que la atención médica al cantaor Enrique Morente fue 'la adecuada'

El forense concluye que la atención médica al cantaor Enrique Morente fue 'la adecuada'

El tratamiento y la actuación médica proporcionada a Enrique Morente fue "la adecuada" tanto en la técnica empleada como en el momento de su realización, según las conclusiones del forense del juzgado de Instrucción número 52 de Madrid, encargado de investigar la muerte del cantaor. Las conclusiones del informe, a las que ha tenido acceso la agencia Efe, señalan que "la actuación dispensada en la UCI fue satisfactoria durante todo el tiempo que el paciente estuvo a su cargo", en la clínica de La Luz, de Madrid, en la que Morente falleció el 13 de diciembre de 2010. "No fue posible detectar por signos externos, directos ni indirectos, el brusco empeoramiento (del paciente) antes de que se produjese, porque no había tal empeoramiento, sino que la evolución era completamente satisfactoria hasta la súbita e imprevisible hemorragia intraabdominal, que se produjo 30 horas después de finalizar la intervención quirúrgica, compatible con una rotura arteriolar", señala el informe. También indica que los tiempos de actuación fueron adecuados y que se avisó al cirujano -Enrique Moreno- cuando los resultados de los análisis hacían "sospechar la posibilidad de un punto de sangrado en el interior del organismo" del paciente. En resumen, el forense Julio Lorenzo Rego considera que la actuación médica llevada a cabo durante todo el proceso médico a Enrique Morente, desde el 2 al 13 de diciembre de 2010, "se ajustó a la lex artis (buena práctica profesional) por parte de todo el personal facultativo que intervino".