Imagen 10/26
Fabiola de Bélgica, 'dolida' por la polémica originada por la creación de su fundación

Fabiola de Bélgica, 'dolida' por la polémica originada por la creación de su fundación

La reina Fabiola, a través de un comunicado de sus abogados, ha hecho saber que nunca ha sido su intención incorporar dinero de su dotación pública como miembro de la Casa Real belga a los fondos de la fundación que recientemente ha creado. De este modo la Soberana belga responde a la polémica surgida en las últimas horas en Bélgica después de que se hiciera pública la constitución por parte de la viuda del rey Balduino de una fundación de carácter privado con el objeto de evitar que gran parte de su herencia acabe en manos del erario público, al no haber tenido descendencia directa. "Una serie de antepasados por parte de mi padre residieron desde antaño en Francia y disfrutaban de la nacionalidad francesa. De ellos, mis hermanos y yo recibimos un conjunto de muebles y cuadros, que hasta el día de hoy, he conservado. Estos regalos nos fueron entregados en vida en el tiempo de las Guerras Mundiales ya que no mis familiares no tenían herederos directos", afirma la reina en la nota enviada a los medios de comunicación belgas. "Todos estos objetos los he conservado hasta el presente con la intención de crear una Fundación. El dinero de la venta de estas obras de arte se destinará a la fundación, habida cuenta de que yo no tengo descendientes directos", concluye la Soberana. "Mi familia en España jamás se benefició durante la vida de mi marido de mi posición de esposa del Rey de Bélgica y eso ha seguido siendo así hasta el día de hoy", puntualiza además la reina Fabiola que, a continuación añade que "sea como sea, nunca ha sido mi intención utilizar el dinero de mi asignación pública para los fondos de la Fundación. El destino de mi asignación como miembro de la Casa Real fue hecho público hace unos años. Todo el dinero se utiliza para los gastos domésticos, la mayor parte para el pago de los salarios del personal". Según uno de los abogados de la Reina, ésta se encuentra "dolida" por la polémica originada con la creación de la Fundación ya que sus intenciones "son buenas". "La Reina, con este comunicado, quiere dejar claro que el dinero que recibe del estado no se utilizará para financiar una Fundación cuya razón de ser es ayudar a los miembros de su familia en caso de necesidad", según el asesor legal de la Soberana belga. Las reacciones de la clase política a la creación de la Fundación Fons Pereos por parte de la reina Fabiola siguen ocupando las primeras planas de los diarios belgas. Entre ellas destaca la de la vicepresidenta Laurette Onkelinx que ha declarado que esta maniobra financiera es una prueba manifiesta de "la falta de ejemplaridad de un miembro de la Familia Real", añadiendo que es "intolerable que la Reina de los Belgas durante 53 años destine los medios públicos que le han sido concedidos por el desempeño de sus funciones a intereses familiares o religiosos".