Imagen 6/29
Arantxa Sánchez Vicario, condenada a pagar 3,5 millones de euros a Hacienda por evasión de impuestos

Arantxa Sánchez Vicario, condenada a pagar 3,5 millones de euros a Hacienda por evasión de impuestos

El Tribunal Supremo ha desestimado el recurso de la tenista Arantxa Sánchez Vicario contra la sentencia de la Audiencia Nacional que en 2003 la condenó a pagar 3.487.216'50 millones de euros en concepto de impuestos, al considerar que la deportista tenía fijada su residencia en España y no en Andorra, país considerado por muchos un paraíso fiscal debido a que sus impuestos son realmente bajos. El Tribunal Supremo entiende que la ex reina de las pistas tan solo solicitó la residencia aunque nunca llegó a residir más de 183 días ni a tener su domicilio habitual en dicho país. La bicampeona de Roland Garrós presentó este recurso para anular las sentencias desfavorables de los Tribunales Económicos Administrativos Regional y Central, así como las liquidaciones tributarias consiguientes a los años 1989, 1990, 1991, 1992 y 1993, con deudas totales de más de 580 millones de las antiguas pesetas, cerca de 3,5 millones de euros.