Imagen 17/34
Carmen Cervera recibe la Medalla de Oro de la entidad universitaria ESPRI por su labor cultural

Carmen Cervera recibe la Medalla de Oro de la entidad universitaria ESPRI por su labor cultural

La Baronesa Thyssen fue galardonada ayer por l’Escola Superior de Protocol i Relacions Institucionals de Catalunya (ESPRI), integrada en el Espacio Europeo de Estudios Avanzados (ESEEA) institución académica europea ubicada en Barcelona, en reconocimiento por su labor realizada en el ámbito de la cultura. El Presidente de la Fundación que participa en ESPRI, Victor Gasulla, le hizo entrega de la medalla de oro de la entidad, un galardón que en años anteriores obtuvieron Ferran Adrià, Pascual Maragall o Jordi Pujol. En la concesión de esta medalla, la entidad universitaria ha valorado la actividad de mecenazgo desarrollada por Carmen Cervera durante décadas y su demostrada voluntad de hacer el arte más accesible al conjunto de los ciudadanos. El Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid es un buen ejemplo del compromiso con el arte de la Baronesa. La pinacoteca, abierta al público des del año 1992, alberga cerca de mil obras que repasan los principales periodos y escuelas pictóricas del arte occidental desde el siglo XIII hasta las postmetrías del s.XX. Con esta insignia, ESPRI también quiere reconocer la apuesta de futuro por la cultura de Carmen Cervera, que ya tiene en proyección un museo en Sant Feliu de Guixols después de inaugurar el pasado mes de abril el Museo Carmen Thyssen Málaga, centrado en la pintura española y andaluza del siglo XIX. La medalla de oro de ESPRI se une a otros galardones recibidos por la Baronesa Thyssen también como la Gran Cruz de Isabel la Católica y el nombramiento como Académica de Honor de la Real Academia de Bellas Artes de Cádiz. En un acto solemne en el que participaron diversas personalidades del mundo social, económico y cultural catalán, Carmen Cervera expresó su agradecimiento por este reconocimiento y destacó la importancia que tiene el arte en su vida “la forma, la estética y la imagen forman parte de mi vida, tanto a nivel laboral, como Vicepresidenta del Museo Thyssen-Bornemisza, como a nivel personal por ser amante del arte, coleccionista incansable y defensora de la belleza en toda sus manifestaciones”. En el transcurso del mismo acto, Carmen Cervera actuó también como madrina de una nueva promoción de 50 profesionales que han cursado sus estudios en la Escuela Superior de Protocolo y Relaciones Institucionales, que forma parte de ESEEA.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie