Imagen 16/17
Antonio Resines se pasa al otro lado de la barra en el 'Cheers' español

Antonio Resines se pasa al otro lado de la barra en el 'Cheers' español

Antonio Resines, uno de los actores imprescindibles de la ficción cómica de la televisión, se pasa al otro lado de la barra del bar en la versión española de Cheers, una serie a la que le vaticina un gran éxito, al tiempo que lamenta que no se hubiese "pensado un final mejor" para Los Serrano. Hoy es el preestreno en Telecinco.es de su nueva serie, previo al estreno mañana en la pequeña pantalla de la adaptación española de aquella célebre comedia estadounidense sobre los enredos del personal y los clientes habituales de un bar irlandés de Boston. Resines muestra tal confianza en el Cheers español, que ha apostado que la serie conseguirá por lo menos un 20 por ciento de audiencia. Junto a Resines (Félix Simón, psiquiatra inseguro y enamoradizo) encabezan el reparto Alberto San Juan (Nico, el dueño del bar) y Alexandra Jiménez (Rebeca Santaolalla, una "niña bien" venida a menos). Lo completan Pepón Nieto (Blas, un cliente con pocas ganas de trabajar), Joan Pera (Pedro Panero, camarero), Chiqui Fernández (Lola Mendoza, camarera), Luis Bermejo (Ricardo Rodero, cliente) y Adam Jezierski (Yuri Semionov, cocinero). "La serie se dejó de emitir en España hace veinte años. Todo el mundo se acuerda de los personajes, pero no de las historias, que están magníficamente contadas y tienen además un tipo de humor muy blanco que toca con el surrealismo", destaca. Interpreta el personaje del actor Kelsey Grammer en la serie original, Frasier, un psiquiatra conductista "un poco absurdo, que solo tiene seis pacientes y uno se le mató porque se creía Spiderman".