Imagen 3/29
Madonna trabajando mientras sus hijos recorren París

Madonna trabajando mientras sus hijos recorren París

Mientras la cantante se pasó todo el día ensayando el concierto que daría por la noche en la capital francesa, sus niños disfrutaron jugando en los parques de la ciudad y visitando algunos lugares de interés turístico. Tras el concierto en la ciudad del amor, Madonna fue vista con un albornoz de color blanco y una toalla en los hombros. La cantante bajó del escenario cojeando y con un bolsa de hielo en el pie izquierdo. Los hijos de Madonna, Lourdes de trece años, Rocco, de ocho, David Banda, de tres, y su recién hija adoptiva, Mercy, también de tres añitos, estuvieron acompañados en todo momento por sus niñeras, con las que fueron a visitar el Sena y la Torre Eiffel.