Imagen 8/10
El MoMA de Nueva York se rinde a los pies de Pedro Almodóvar

El MoMA de Nueva York se rinde a los pies de Pedro Almodóvar

El Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York ha anunciado un homenaje a toda la carrera cinematográfica del director español Pedro Almodóvar durante una gala benéfica que se celebrará el próximo 15 de noviembre en la sede de la institución en la que ejercerán de anfitriones Penélope Cruz y Antonio Banderas. "Con su última película ('La piel que habito') nos ha vuelto a demostrar que es un genio de la innovación y por eso creemos que era el momento perfecto para hacer este homenaje a Pedro Almodóvar", afirmó a EFE el conservador jefe del departamento de cine del MoMA, Rajendra Roy. El realizador manchego, ganador de dos Oscar por Todo sobre mi madre (1999) y Hable con ella (2002), protagonizará así la cuarta edición de la gala benéfica del museo en la que se rinde tributo a un cineasta reconocido por su trayectoria y cuyos beneficios sirven para mantener la colección cinematográfica del MoMA. "Hay muchas cosas que nos encantan de sus películas, pero sobre todo ver que pese al paso de los años sigue manteniendo su estilo propio", indicó Roy, quien destacó la larga trayectoria del director, con casi una veintena de cintas en su haber desde el estreno en 1980 de Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón. El responsable del MoMA recordó que en el pasado la institución cultural neoyorquina ya exhibió algunas de las películas del cineasta español, como Mujeres al borde de un ataque de nervios o Átame, y no descartó en el futuro organizar una retrospectiva de todos sus filmes. "De momento no tenemos planes concretos, pero sentimos una profunda conexión con su forma de hacer cine y Pedro es alguien a quien evidentemente tendremos en cuenta en el futuro para organizar una retrospectiva", añadió el conservador jefe del departamento de cine del MoMA. Almodóvar sigue de esta forma los pasos del australiano Baz Luhrmann, responsable de películas como el musical Moulin Rouge o la cinta épica Australia, que protagonizó el primer homenaje del MoMA hace cuatro años, seguido después por los estadounidenses Tim Burton y Katherine Bigelow.