Imagen 9/10
Ortega Cano declara ante el juez y asegura que no conducía a más velocidad de la permitida

Ortega Cano declara ante el juez y asegura que no conducía a más velocidad de la permitida

Entre fuertes medidas de seguridad y una nube de periodistas y fotógrafos, José Ortega Cano llegó al juzgado de instrucción número 9 de Sevilla para declarar en calidad de imputado por el grave accidente de tráfico ocurrido el pasado 28 de mayo y en el que falleció Carlos Parra, el conductor del vehículo con el que colisionó. Ortega Cano declaró como imputado por homicidio imprudente y dos delitos contra la seguridad vial y abandonó el juzgado a las 12:05 horas asegurando que estaba muy tranquilo. "He hecho una declaración justa y honrada y ahora que hablen mis abogados", afirmó y volvió a subirse al coche con la ayuda de su hijo, que le acompañó en la parte trasera del vehículo. Uno de sus abogados fue el encargado de atender a la multitud de periodistas que se agolpaban en las inmediaciones del juzgado de Sevilla afirmando que en todo momento Ortega Cano había defendido su inocencia asegurando que la noche del accidente ni había ingerido alcohol ni superaba el límite de velocidad permitido. Sin embargo, el ex diestro sí ha hablado de una distracción que podría deberse a la somnolencia causada por algunos medicamentos que toma debido a las aritmias que padece desde hace tiempo, aunque ha asegurado que no recuerda con exactitud los momentos previos al accidente. Tras sus declaraciones era el turno de los abogados de Carlos Parra, que aseguraron que Ortega Cano se contradice ya que ante el juez aseguró que antes de coger el coché "mojó los labios" en una copa de cava. Una vez más, la acusación se reafirmó en los informes de la Guardia Civil y aseguró que el lunes asistirá ante el juez a un testigo presencial del accidente que vió que Ortega Cano invadió el carril contrario y chocó contra el coche del fallecido. VER NOTICIA >>